Una persecución terminó en una "cocina" de cocaína

La policía bonaerense secuestró 62 kilos de esa droga y detuvo a dos presuntos narcos
Gabriel Di Nicola
(0)
25 de agosto de 2012  

Todo comenzó en un control vehicular, cuando el conductor de una camioneta utilitaria eludió el puesto policial. Doce horas después, una investigación policial exprés terminó con el descubrimiento de un laboratorio de droga y el secuestro de 62 kilos de cocaína, en una casa de Parque Leloir, en el partido bonaerense de Ituzaingó.

Así lo informaron a LA NACION fuentes de la policía bonaerense. Además, los investigadores detuvieron a dos ciudadanos bolivianos y secuestraron una prensa hidráulica, precursores químicos y otros elementos necesarios para la elaboración de clorhidrato de cocaína.

"Esto comienza con una persecución, con un alerta de un puesto de interceptación vehicular donde se advierte que una camioneta de modo sospechoso había evitado el control", afirmó el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal.

Según pudo saber LA NACION, el hecho comenzó anteayer, a las 13, en el límite entre Villa Sarmiento y Ramos Mejía, en Morón, cuando un ciudadano boliviano de 21 años conducía una camioneta Peugeot Partner negra y se topó con un puesto policial.

"Los uniformados advirtieron que el vehículo había logrado eludir el control y dieron una alerta por radio", informó a LA NACION un jefe de la policía bonaerense.

Personal de la comisaría 5a. de Morón, con jurisdicción en Villa Sarmiento, comenzó una persecución para dar con el vehículo sospechoso.

"Se la sigue [a la camioneta], se la detiene y se encuentran una enorme cantidad de «tizas» [de cocaína] ", agregó Casal.

Según fuentes de la investigación, dentro de la camioneta utilitaria, el conductor llevaba 217 "tizas" de cocaína, que en total pesaban 2,280 kilos de droga, que estaban que estaban en cajas de cartón preparadas para ser entregadas a sus compradores.

"Además de la droga, el sospechoso tenía en su poder 1100 pesos en billetes de baja denominación. Como la cocaína estaba fraccionada creemos que el detenido estaba en plena tarea de distribución por la zona", afirmó un detective policial.

El caso quedó a cargo de la Justicia Federal de Morón, que pidió la colaboración de la Jefatura Departamental de ese distrito del oeste del conurbano, al mando del comisario mayor Miguel Alanís.

Después de la declaración indagatoria del detenido, la Justicia ordenó el allanamiento de una casa en De La Noria 1983, en Parque Leloir, propiedad que estaba habitada por una ciudadana boliviana de 34 años, que también fue apresada.

En la casa, que estaba alquilada desde hacía un año por los dos sospechosos detenidos, se descubrieron 3297 "tizas" listas para su comercialización, un ladrillo de cocaína de unos 800 gramos que luego sería estirado para producir más dosis, una pistola ametralladora calibre .22 con su cargador, dos teléfonos celulares y 11.690 pesos.

Un jefe policial consultado por LA NACION sostuvo que también se secuestraron 486 botellas de precursores químicos necesarios para el estiramiento de la droga, como acetona, ácido sulfúrico y ácido etílico, una prensa de gran tamaño para fabricar las tizas, licuadora, rayador, balanza de precisión, caloventores y otros elementos para la producción. "Esta es una cadena que empieza aquí y veremos dónde termina", sostuvo Casal en declaraciones periodísticas. En total, los detectives de la Jefatura Departamental de Morón secuestraron 62,471 kilos de cocaína.

Tecnología avanzada

Según el ministro de Justicia y Seguridad, los dos detenidos estaban "un poquito más avanzados en la tecnología", en comparación con cocinas allanadas en otros procedimientos hechos en territorio bonaerense, porque "hicieron un horno de secado eléctrico a través de caloventores eléctricos y en el baño de la vivienda habían hecho otro igual con gas, pero anulando la ventana para que no se disperse el olor".

Un detective que participó del allanamiento explicó que ahora se tratará de determinar desde cuándo funcionaba el laboratorio instalado en la casa de Parque Leloir y agregó que se investigara si los dos detenidos tenían la colaboración de otras personas para la distribución de la droga.

Fuentes de la policía bonaerense informaron que ya se pidió información a Bolivia para determinar si los dos presuntos narcos tenían antecedentes penales en su país. "También se intentará reconstruir la vida de los detenidos en la Argentina", afirmó un jefe policial consultado.

Las cifras

  • 3297

    "Tizas" de cocaína

    Es la droga secuestrada lista para ser distribuida que fue hallada en el laboratorio de cocaína descubierto en una casa de Parque Leloir.
  • 468

    Botellas de precursores

    Personal de la policía bonaerense secuestró químicos necesarios para el estiramiento de la droga como acetona, ácido sulfúrico y ácido etílico, entre otros.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.