Abandono de persona

(0)
6 de mayo de 2003  

SANTA FE.- Las consecuencias de la inundación ya tienen su perfil judicial. Tres fiscales -dos de la Capital Federal y el restante local- investigarán si el gobernador, Carlos Reutemann, y el intendente capitalino, Marcelo Alvarez, incurrieron en los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y posterior abandono de personas, al no advertir fehacientemente a la población sobre el alcance de la inundación.

Los fiscales Luis Comparatore y Patricio Evers, de la Capital Federal, iniciaron una "investigación preliminar" para determinar si hubo algún delito por parte de los funcionarios, al no adoptar "en tiempo y forma las medidas conducentes para preservar a la población de la crecida del río Salado". El énfasis estará puesto en los dichos de Reutemann, el sábado último, cuando sostuvo: "Nunca nadie me informó que el caudal de agua que traía el Salado iba a generar este desastre".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.