Abusaron de una niña de 5 años durante un asalto

La pequeña y sus padres fueron sorprendidos dentro de su casa
Gustavo Carabajal
(0)
17 de diciembre de 2009  

Faltaba poco más de una hora para que amaneciera cuando el dueño de casa se despertó sobresaltado por los golpes con una linterna que le propinaba uno de los delincuentes armados que habían entrado en su casa.

Los asaltantes, armados y con los rostros cubiertos con pasamontañas, sorprendieron al matrimonio mientras dormía. Ni el dueño de la vivienda, tapicero de profesión, de 27 años, ni su esposa, de 25, ama de casa e hija de un comerciante de la zona, los oyeron entrar en la casa, situada en Ramos Mejía.

Esto ocurrió anteayer. Luego de tener al matrimonio como rehén durante una hora, los delincuentes huyeron con 4000 pesos y 2000 dólares.

"Te voy a violar a tu señora, a tu hija", advirtió, en ese momento, uno de los asaltantes al dueño de casa.

Ayer, mientras declaraba en la comisaría de Ramos Mejía, el dueño de casa afirmó que su hija, de cinco años, le dijo que uno de los ladrones la había manoseado durante el asalto. Según informaron fuentes de la investigación, el abuso fue cometido cuando el delincuente entró en la habitación en la que la pequeña dormía con su hermano, de tres años.

Al escuchar esta declaración, la fiscal de La Matanza Mariana Sogio ordenó que la niña sea sometida a estudios médicos y psicológicos.

Debido a que se trata de un delito cometido contra una menor, las identidades de los padres se mantienen en reserva, para preservar a la víctima.

Por la tarde, la fiscal Sogio realizó una inspección en la casa de la familia, acompañada por efectivos de la delegación local de la Policía Científica, quienes hallaron 20 huellas digitales.

Esas improntas, levantadas en lugares donde, según el matrimonio, los delincuentes apoyaron las manos mientras revolvían para encontrar dinero, serán comparadas con la base de datos del sistema AFIS, con el fin de determinar si pertenecen a sospechosos con antecedentes penales.

Los peritos ya habían estado en la propiedad anteayer, pero debido a que los padres de la pequeña abusada cuestionaron el trabajo realizado la fiscal decidió ir con ellos.

Uno de los cuestionamientos consistió en que la madre de la niña dijo que los policías se habían negado a levantar las huellas que los delincuentes dejaron en la baranda de una escalera, por la que los sospechosos subieron y bajaron varias veces.

"Ingresaron en mi casa por la parte trasera dos encapuchados, me despertaron a los golpes con la linterna. Me tiraron al piso, me ataron de pies y manos, me golpearon con un arma. A mi señora le hicieron lo mismo y la encerraron en el baño", relató a la prensa el dueño de casa.

Aparentemente, los ladrones subieron por la pared de la casa de un vecino, pasaron por la terraza, desde allí saltaron al patio trasero de la familia asaltada y luego abrieron la reja con un crique.

En tanto, los detectives policiales intentaban establecer si el hecho fue un robo al voleo o si existió algún entregador.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.