Abusos: Lorenzo dejó cuatro cartas antes de suicidarse y se declaró un "preso mediático"

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
María José Lucesole
(0)
18 de diciembre de 2019  • 15:00

LA PLATA.- Eduardo Lorenzo dejó cuatro cartas firmadas de su puño y letra antes de quitarse la vida. No reconoció los abusos de menores que se le imputaron. En los escritos se declaró un preso mediático.

El sacerdote acusado de corrupción de menores tituló una de las misivas "Nota de despedida", e insistió con su inocencia. El texto es sometido a pericias por parte de la Justicia, que podría archivar la causa y dar por extinta la acción.

Fuentes judiciales confirmaron a LA NACION que el sacerdote sepultado este mediodía en el panteón eclesiástico de esta capital escribió cuatro misivas donde nunca reconoció los delitos de abuso sexual que se le imputaron.

La jueza Marcela Gramendia había pedido la prisión de Lorenzo el lunes último al dar por acreditados al menos tres abusos de menores de entre 15 y 16 años, con acceso carnal, al menos a uno de ellos.

Lorenzo permanecía entonces en una sede de Cáritas en el centro de esta capital. A criterio de la querella estaba allí por orden del Arzobispado de La Plata. Este arzobispado informó el lunes que Lorenzo "se quitó la vida después de largos meses de tensión y sufrimiento".

Responso

El Arzobispo Victor Manuel Fernández participó esta mañana del responso que tuvo lugar en Iglesia de Gonnet donde, según la denuncia, tuvieron lugar los abusos.

La ceremonia fue considerada un insulto y una provocación por los familiares de los menores denunciantes, dado que ese mismo lugar fue peritado dos meses atrás como parte de la causa donde se investigaba la corrupción de menores.

La primera causa en su contra la inició un ex policía llamado Julio César Frutos. El 20 de agosto de 2008, la víctima, su ahijado León, era menor de edad. En ese momento León declaró que había sufrido abusos sexuales por parte del cura Lorenzo.

La causa estuvo casi parada durante diez años. Hasta que el abogado Juan Pablo Gallego tomó el caso y le pidió al fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, su reapertura. Gallego patrocinó a las víctimas del Padre Julio César Grassi, condenado en 2009 a 15 años de prisión por violar a un menor en la Fundación Felices los Niños.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

El 9 de mayo de 2019, a las 14.30, Gallego acompañó a León, que volvió a declarar."Él me decía 'sos un negro' (sic) así que tenés que hacerlo. Me empujaba, me llevaba a su habitación para ultrajarme y tener relaciones conmigo. Al finalizar las misas me alcoholizaba y me volvía a someter sexualmente".

De acuerdo con el escrito de la jueza Garmendia, Lorenzo abuso de al menos otros dos menores de edad. Por todos estos delitos la Justicia había pedido su detención bajo los cargos de promoción de corrupción de menores calificado agravado por la condición del autor en concurso real y promoción de la corrupción de menores calificado agravado todos ellos en concurso real entre sí.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.