Accidente de tren con veinte heridos

Un colectivo cruzó un paso a nivel con las barreras bajas; hubo otros cuatro vehículos involucrados
(0)
25 de mayo de 2003  

Por lo menos veinte personas resultaron heridas, algunas de consideración, ayer por la tarde cuando una formación del ferrocarril Metropolitano embistió un colectivo de la línea 65 que, según los testigos del accidente, cruzó las vías pese a que las barreras estaban bajas. El accidente ocurrió a las 14 en un paso a nivel de la avenida Dorrego al 500, en el barrio porteño de Villa Crespo.

El ómnibus, tras ser impactado por la locomotora del convoy, dio un trompo, chocó contra cuatro autos que aguardaban del otro lado de la avenida que se levantaran las barreras y terminó incrustado contra un árbol.

Quince ambulancias del SAME tuvieron que concurrir al lugar del accidente para socorrer a los heridos e incluso rescatar a varios de los ocupantes de los vehículos particulares que habían quedado atrapados entre hierros retorcidos.

Según reconocieron a LA NACION testigos del accidente y fuentes policiales, el conductor del interno ocho de la línea 65, que cubre el trayecto entre Barrancas de Belgrano y Constitución, decidió cruzar las vías tras observar que había pasado una formación rumbo a la provincia de Buenos Aires, pero sin percatarse de que se acercaba otra en dirección contraria.

Del otro lado de las barreras, y sobre la mano contraria, esperaban un Fiat Duna blanco, un Chevrolet Corsa verde, un Renault 19 y una Ford Courier gris. Todos se vieron involucrados en el accidente.

"Estábamos parados, a la espera de que levantaran la barrera. Pasó un tren en dirección a la provincia de Buenos Aires, y sin esperar a que se habilitara el paso el colectivo cruzó", relató Zulema Barrios, que se trasladaba en el Corsa junto con su marido y una amiga.

Barrios todavía no lo podía creer. "El colectivo pasó, aunque las barreras seguían bajas y la señal sonora seguía funcionando", agregó.

Según los testigos, el chofer del ómnibus zigzagueó entre las barras y fue embestido en la parte trasera por el convoy que se dirigía hacia la estación Chacarita, situada a pocas cuadras del lugar. "Hizo varios trompos y se nos vino encima. Fue terrible", dijo Barrios. Su Duna blanco tenía todo el costado izquierdo aplastado. Atrás, los otros vehículos mostraban sus guardabarros rotos.

A unos pocos metros, sobre la avenida Dorrego, a un costado de las vías y mirando hacia la mano por la que venía, quedó el colectivo.

El médico coordinador del SAME, Germán Fernández, sostuvo que las ambulancias habían trasladado a 18 heridos: siete fueron llevados al hospital Tornú, cuatro al hospital Rivadavia, otros cuatro al hospital Pirovano -dos de ellos con heridas de gravedad-, dos al hospital Fernández y el restante al hospital Durand. Los otros dos afectados se presentaron por sus propios medios en diferentes centros de salud.

Fernando Jantus, vocero de la empresa Metropolitano, que cubre el trayecto Retiro-Pilar, de la ex línea General San Martín, afirmó que se había atendido a 10 personas que viajaban en el tren, pero que todas se habían retirado del lugar por sus propios medios, ya que ninguna presentaba cuadros de gravedad.

Actuaron en el lugar una grúa y una dotación de Bomberos de la Policía Federal, agentes de la comisaría 29ª y de Defensa Civil de la Ciudad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.