La crisis energética: primer reconocimiento del Gobierno. Admitió Cristina Kirchner que hubo 50.000 cortes de luz