Aguer asumió en La Plata como arzobispo coadjutor