Algunos supermercados temen que abran muchos almacenes