Alojan a 23 presos en un camión por la crisis carcelaria en Salta

Se trata de detenidos a disposición de la justicia federal
(0)
8 de mayo de 2003  

SALTA.- Veintitrés presos federales debieron ser alojados en el semirremolque de un camión, en un predio de la Gendarmería Nacional, a causa del hacinamiento que sufren los internos dependientes del Servicio Penitenciario Federal en esta provincia ante la falta de unidades carcelarias.

"Se trata de un trailer o semirremolque con la carrocería metálica, como la de una cámara frigorífica, aunque no cuenta con ningún dispositivo para que funcione como tal", explicó el jefe de la VII Agrupación Salta de Gendarmería Nacional, Aníbal Maiztegui.

El comandante detalló: "Simplemente es el trailer de un camión que ha sido adaptado convenientemente al que se le colocó una reja metálica para la seguridad, se lo ha iluminado en su interior y se le ha construido un pequeño baño".

Maiztegui explicó que "la actividad operativa de la fuerza hace que, por ejemplo, en la madrugada de hoy (por ayer), hayan ingresado en Gendarmería 10 detenidos más, a disposición de la justicia federal y la mayoría de ellos incomunicados, por lo que deben estar alojados en celdas individuales".

En la actualidad, la agrupación cuenta con lugar para alojar a 40 detenidos, pero tiene a su disposición a 140, que provisionalmente son puestos en distintos puestos de la guardia de previsión.

"Indudablemente esta situación es dramática, porque las personas están las 24 horas del día sin poder buscar un lugar de esparcimiento, caminar o tomar un poco de sol. Lamentablemente están cumpliendo su detención, su procesamiento o sus condenas en condiciones reales de hacinamiento", dijo Maiztegui, y agregó que actualmente se tramitan dos hábeas corpus para trasladar a sendas internas con embarazos de tres y cuatro meses, respectivamente, a sitios de detención en mejores condiciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.