Una doble falla en una línea de alta tensión hizo trepar a 90.000 los usuarios sin luz

Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo
Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo Crédito: Tomás Cuesta
Mauricio Giambartolomei
(0)
12 de diciembre de 2019  • 00:30

Con una temperatura máxima que superó los 35 grados durante gran parte del día de ayer, miles de usuarios sufrieron las consecuencias de un apagón que afectó a varios barrios de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano. Pero no fue la demanda lo que más afectó la red de distribución de energía, sino una doble falla en una línea de alta tensión. En el pico de la crisis, al menos 90.000 familias tuvieron inconvenientes con el servicio.

Almagro, Balvanera, Boedo, Caballito, Monserrat, San Cristóbal, Parque Patricios, Monte Castro, San Telmo y Núñez fueron los barrios más afectados en la ciudad. También se registraron cortes en Belgrano, Chacarita, Palermo, Villa Urquiza, Constitución, Parque Chacabuco, Retiro, San Nicolás, Paternal, Pompeya, Villa Crespo, Flores y Floresta. En el conurbano se registraron cortes en San Martín, La Matanza, 3 de Febrero, Escobar, General Rodríguez, Malvinas Argentinas, Morón, Pilar, San Isidro, Vicente López, Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes.

Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo
Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo Crédito: Tomás Cuesta

La mayor parte de los damnificados fueron clientes de la empresa Edesur, la que registró la falla en su red durante la madrugada de ayer. Desde la compañía informaron que la falla ocurrió en una línea de alta tensión que une las subestaciones Azopardo y Pozos, que, a su vez, alimentan a otras subestaciones. El problema fue mayor porque también quedó fuera de servicio una segunda línea que se utiliza cuando tiene un desperfecto la principal. "Los cortes estuvieron relacionados con ese inconveniente. Pero no debería haber más problemas por la tarde o la noche [de ayer]", dijeron anoche desde la compañía, y descartaron que los inconvenientes hubieran estado relacionados con un pico de consumo a raíz de la elevada temperatura.

Cerca de las 9 de ayer, cuando la temperatura ya rondaba los 30 grados, comenzó a crecer el número de hogares sin luz. La mayor cantidad de afectados se registró cerca de las 19, cuando había 75.500 usuarios de Edesur y 14.400 de Edenor afectados. El número fue cambiando durante el transcurso de la tarde y la noche, cuando se esperaba que los inconvenientes encontraran una solución definitiva.

"Se hicieron operaciones de redistribución de energía priorizando aquellas zonas con mayores inconvenientes; también hospitales y otros centros de atención", explicaron en Edesur.

Desde Edenor, en tanto, informaron que no hubo cortes relacionados con el calor y que se trató de situaciones reportadas de cualquier día normal; pasadas las 18, y siempre de acuerdo con la información en la web oficial del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), había más de 14.000 clientes de la empresa con problemas.

Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo
Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo Crédito: Tomás Cuesta

En las redes sociales los usuarios expresaron sus reclamos. "Estamos sin luz en Almagro, en Perón y Bulnes. ¿A cuánto quieren aumentar las tarifas para no empezar de nuevo con los cortes?", escribió en Twitter Jaqui Berguenfeld (@jaquibergen). "Es fundamental que los servicios públicos, trenes y rutas vuelvan al Estado. Basta de que el pueblo pague las obras y cuatro vivos se la lleven y operen de esta manera. ¡Basta!", opinó Fernando Olalla (@ferolalla). "Desde las 11 sin luz y es imposible comunicarme con @OficialEdesur. Segundo día de calor y ya hay cortes, lo que nos espera para el verano", escribió Yanina Mazur (@YaniMazur).

Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo
Usuarios afectados por el corte de luz en el barrio de Boedo Crédito: Tomás Cuesta

Los problemas en la red eléctrica también impactaron en el tránsito porteño, que, principalmente después del mediodía, tuvo complicaciones en algunos barrios debido a que varios semáforos dejaron de funcionar. De acuerdo con la información de la Secretaría de Transporte de la ciudad, 30 cruces semaforizados quedaron apagados o titilantes, con desperfectos. Las zonas más afectadas fueron Almagro, Boedo, Constitución y Caballito.

A pesar de no haber sido la principal razón, el calor provocó una mayor demanda en la red y ciertos vaivenes en la cantidad de usuarios que quedaban sin servicio. Ayer fue el segundo día consecutivo con temperaturas mínima de 22° y máxima superior a los 32°. Para hoy, de acuerdo con las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se espera que la máxima no llegue a los 30° y también se prevén cierta nubosidad y posibles precipitaciones, lo que traería algo de alivio.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.