ArteBA: los museos fueron las estrellas de la feria

Con donaciones privadas, las instituciones marcaron el ritmo de las ventas; bajo perfil de los coleccionistas
Alicia de Arteaga
(0)
26 de mayo de 2014  

Definitivamente instalada en la agenda de porteños y visitantes, arteBA cierra hoy al público con récord de ventas a museos e instituciones, un inesperado factor dinamizador del mercado y la oportunidad para enriquecer el patrimonio. No es tiempo de puntos rojos ni de compras cantadas a viva voz. Los coleccionistas prefieren bajar el perfil y concretar las operaciones sotto voce . Fueron Malba, Macba, Mamba, San Juan, Neuquén, Tate y Reina Sofía, entre otros, los que marcaron el ritmo de ventas en la 23» edición y levantaron la temperatura del otoño invernal.

La campana de largada la dio Chandon con el hallazgo de Tierra mala , obra de Santiago Litaca, 28 años, que despliega una técnica casi obsesiva, entre Ducmelic y Xul Solar, con la insólita intervención de personajes de Los Simpson . Siguieron los museos mediante el programa de matching funds , una herramienta excelente a falta de una potente ley de mecenazgo, que permite sumar fondos de las empresas y de particulares para enriquecer el acervo de las instituciones.

Con la donación de 25.000 dólares de Citi, Malba bajó la bandera para una obra de Margarita Paksa, y gracias al programa matching funds, por segundo año con apoyo de Telefé, adquirió un video del artista colombiano José Alejandro Restrepo.

Con fondos de donantes para el Programa de Adquisiciones se suman a la colección también de Malba dos fotografías vintage de Anne Marie Heinrich. Grata sorpresa fue el anuncio, durante el transcurso de la feria, de la designación de Agustín Pérez Rubio -curador del espacio U-Turn Mercedes Benz- como nuevo director del museo de Figueroa Alcorta y San Martín de Tours.

Video

Nacido en Valencia en 1972, Pérez Rubio acredita vasta experiencia en la gestión al frente del Musac de Castilla y León, asumirá en agosto con la energía y los planes para ubicar a Malba en las grandes ligas. Con la donación de Patio Bullrich de 25.000 dólares, la Tate Modern de Londres, bajo la mirada del curador José Roca, adquirió una serie de fotografías vintage de Lotty Rosenfeld.

La lista de compras sigue con la compra por parte del Mamba, elección de la directora Victoria Noorthoorn, de la escultura performance de Osias Yanov. El Macba de Aldo Rubino sumó a su acervo la obra de Amalia Pica, una pieza estelar de la artista neuquina radicada en Londres que ingresará por partida doble en las colecciones porteñas porque Eduardo Costantini incorporó Cubo blanco , también de Pica, a su colección personal.

Corría indecisa por los pasillos Virginia Agote, directora del Museo Rawson de San Juan, quien finalmente sumó para ese patrimonio un trabajo de Eduardo Costa y una obra de la uruguaya Ana Tiscornia. Crece también la colección de La Rural gracias al programa Impulsarte, fogoneado por Juan Pablo Maguier, que este año adquirió obras de Carolina Magnin, Claudia del Río, Agustín Sirai y Nicolás Mastracchio. Ya está en la carpeta de Pablo León de la Barra una pieza elegida para el Guggenheim de Nueva York.

Se suma a la tendencia compra institucional la adquisición por parte del Meliá Recoleta del video de Clara Ianni para el lobby del hotel boutique de la calle Posadas. Meliá sigue la línea sostenida por Palacio Duhau Park Hyatt y el Alvear Art de sumar arte de colección en los espacio comunes.

Como estaba previsto, y es tendencia global, el gran protagonismo de la feria fue para los curadores, buceadores de lo último y decodificadores de nuevos lenguajes. La línea curatorial de esta edición lleva la firma de Sonia Becce, mientras Andrea Giunta presentó Dixit Petrobras, espacio de indagación sobre los límites del arte actual. El colombiano José Roca seleccionó los artistas integrantes del premio Arcos Dorados, dotado de 15.000 dólares, adjudicado por decisión del jurado y del público al ecuatoriano José Hidalgo Anastacio.

En esta edición de ArteBA, todos buscan su selfie
En esta edición de ArteBA, todos buscan su selfie

Las galerías no se quejan de las ventas, pero tampoco tiran manteca al techo. El rango de las ventas hasta hoy (que es un día clave) fue de 5000 a 10.000 dólares, ese límite es la línea Maginot del coleccionismo local donde los jugadores nuevos y de siempre difícilmente den el salto por arriba de esa suma. Del Paseo, Vasari, Palatina, Benzacar, Pasto, Praxis, Miau Miau, Jorge Mara, la debutante Barro y el nuevo espacio Photo Booth Citi anotaron buenas ventas con un ritmo tranquilo. La uruguaya Sur, una de las pocas galerías modernas de arteBA, anotó algunas de las cifras tope. Las bolas de cristal de Murano, cargadas de billetes hechos añicos, se vendieron todas. El galerista Daniel Abate y el "ideólogo" del proyecto, economista y entrepreneur Alberto Echegaray, encantados.

A la hora del balance, vale la pena destacar el esfuerzo de los organizadores por elevar el nivel expositivo, según el diseño de la arquitecta Adriana Fiterman. La sala VIP proyectada por Martín Huberman, Belén García Pinto y el curador Tomas Powel, merece un diez felicitado por la economía de recursos y el bajo costo. La red de ingreso color fucsia está hecha con perchas plásticas; los sillones y planos de apoyo son cubos de telgopor y las paredes, mesas plásticas invertidas.

En el debut de Julia Converti como gerente general y de Alec Oxenford como presidente de arteBA Fundación, la apuesta más fuerte fue por el coleccionismo internacional. Por primera vez, desembarcó el grupo Amigos de la Maison Rouge, de París, y su presidente, Antoine de Galbert. Los visitantes llevan de regreso arte argentino contemporáneo, pero también la imagen del estupendo patrimonio arquitectónico y una nueva postal, entre bucólica, racionalista, conceptual y gourmet, de un día de campo en Pilar.

INTENSA ACTIVIDAD

Museos, coleccionistas y artistas, a pleno:

  • Concurso

    El gobierno de la ciudad lanzó ayer el concurso Buenos Aires Sitio Específico, con 250.000 pesos para los proyectos ganadores www.buenosaires.gob.ar/basitioespecifico
  • Reina Sofía

    El museo español compró obras de Pablo Cavallo en Pasto; Juan Carlos Romero en Document Art; Magdalena Jitrik en Ignacio Liprandi; Sebastián Gordín en Oscar Cruz, y Ral Veroni en Gachi Prieto.
  • Tate Gallery

    Gracias a Patio Bullrich, Tate Gallery compró una obra de Lotty Rosenfeld en Isabel Aninat Eduardo Costantini: Entre otras obras, el empresario compró Switchboard, de Amalia Pica; un dibujo e instalación de David Lamelas; la instalación de monedas de Marcius Galán; y un dibujo grande de Matías Duville. Julio Le Parc: Viajó a Buenos Aires para arteBA, donde vendió obras en la galería Del Infinito, e inaugurará una muestra en Malba el 10 de julio.
  • Agustín Sirai

    Obras de este artista se vendieron muy bien en Schlifka/Molina y una de ellas pasó a integrar la colección de La Rural Nora FischVendió obras a cuatro instituciones: obra de Osías Yanov para Mamba y Hotel Meliá Recoleta Plaza; dibujo de Claudia del Río para La Rural, y collage de Ana Tiscornia para el Museo de San Juan.
  • Rolf

    Vendió una obra de Marcelo Brodsky al gobierno de la ciudad y otra de Graciela Sacco al MNBA Neuquén, gracias a una donación de Petrobras.
  • Elsi del Río

    Vendió dos obras de Anzizar para la colección Supervielle elegidas por Victoria Noorthoorn y dos bocetos de Liniers para la tapa de The New York Times a un coleccionista cordobés.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.