Asaltan a los que corren por Palermo

Entre las víctimas está el diputado Daniel Scioli; los vecinos se quejan por la reiteración de robos La escasa vigilancia fue motivo de protestas de la gente que va a hacer deporte alrededor de los lagos Las bandas cuentan con el apoyo de motos
(0)
16 de diciembre de 2001  

Palermo no ofrece la tranquilidad de hace 10 años. Los días primaverales ya no son lo mismo alrededor de los lagos de Palermo. Prueba de ello son los numerosos robos que sufren los vecinos que desarrollan alguna actividad física en sus alrededores. Como el diputado del PJ Daniel Scioli, que fue la víctima elegida en la mañana de ayer.

La modalidad es simple, pero la rapidez de los asaltantes toma totalmente de improviso a los corredores.

Cinco hombres de no más de 35 años conforman la pequeña organización. No actúan todos a la vez, sino que lo hacen en diferentes grupos.

Uno de ellos, un hombre robusto, es el encargado de "marcar" a las futuras víctimas. Se sienta en algún lugar cercano a los lagos y observa con mucha detención a aquella persona que posea algún objeto de valor.

Luego, le comenta a otro de los cómplices cuál es la persona elegida. Este segundo delincuente es el encargado de robar al deportista. El ladrón se pone a correr a la par de su víctima y, en un determinado momento, le toca el hombro. Cuando ésta se da vuelta, la falta de palabras del asaltante es lo que desconcierta por completo al estafado.

Luego de un pequeño forcejeo, el ladrón le sustrae el reloj o la cadena, corre hacia la calle, donde una moto color rojo -cuya patente termina en 713- será la encargada de huir con los dos cómplices.

Scioli, otra víctima

Ayer, el diputado Daniel Scioli fue la persona elegida por los delincuentes. La modalidad fue exactamente la misma. "Estaba corriendo y a 30 metros de la entrada del Club del Golf un tipo morocho me tocó de atrás. Cuando me di vuelta, vi al hombre, pero no me hablaba y me empujaba constantemente. Después me caí contra un puesto de panchos y en ese momento me arrancó el reloj", relató Scioli a LA NACION.

Estos robos se producen a diario desde hace un año y medio, aproximadamente, según lo relatado por los "cuidacoches" de Palermo.

Sin embargo, no todos los fines de semana ocurren. "Algunas semanas, pero otras, no. Por ejemplo, ahora hace 15 días que no pasaba nada. Hoy volvieron", comentó uno de los que piden una moneda a cambio de cuidar los autos, que prefirió mantener reserva de su identidad.

Reclaman vigilancia

Uno de los reclamos más escuchados entre los deportistas es la falta de custodia policial que hay en los alrededores del lago.

"No es la primera vez que pasa esto", se quejó el panchero Víctor Diguardi, uno de los vendedores ambulantes de la zona.

"Hay un carrito de la policía sobre Figueroa Alcorta, pero cuando llega, los ladrones ya se fueron", comentó Mariana Alonso mientras trotaba alrededor del lago.

En este contexto, Scioli no fue el único damnificado. Julio Bercovich, un hombre de 53 años que habitualmente practica algún deporte en Palermo, contó: "Hace un mes, yo estaba corriendo con un amigo y me tocaron el hombro. Cuando me di vuelta me sacaron el Rólex casi sin darme cuenta. Cuando reaccioné, los ladrones estaban arriba de la moto, y encima me hacían burlas".

La solidaridad de los deportistas no estuvo ausente, aunque en el momento en que reaccionaron los ladrones ya habían logrado su objetivo.

Pese a ello, una mujer que estaba promocionando las clases de gimnasia que se estaban desarrollando en ese momento comenzó a gritar con la ayuda de un megáfono: "Le están robando a Scioli".

La buena predisposición no alcanzó para evitar que los ladrones pudieran huir con el reloj del diputado.

Peligro en los lagos

"Estaba corriendo y a 30 metros de la entrada del Club del Golf un tipo morocho me tocó de atrás. Cuando me di vuelta, vi al hombre, pero no me hablaba y me empujaba constantemente. Después me caí contra un puesto de panchos y en ese momento me arrancó el reloj."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.