Asesinados para robarles el auto

Los homicidios ocurrieron en Martínez y Villa Centenario
(0)
5 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Dos automovilistas fueron asesinados ayer cuando se resistieron a que grupos de asaltantes les robaran sus vehículos en hechos ocurridos en Villa Centenario y en Martínez, respectivamente.

Según fuentes policiales, el hecho ocurrido en Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, se produjo cuando Aurelio Juchani Santos, de 38 años, llegaba a su casa en su Fiat Duna, con su mujer y su hija.

Al llegar al cruce de Millán y Facundo Quiroga, el hombre redujo la velocidad. Debía entrar por una calle de tierra con muchos pozos y no quería estropear el auto, según las fuentes.

De acuerdo con el relato de la mujer de Juchani Santos, cuya identidad no trascendió, en ese momento cuatro muchachos que estaban bebiendo cerveza en la esquina se acercaron al vehículo.

Juchani Santos supuso que lo iban a asaltar y pisó el acelerador. Entonces los cuatro delincuentes desenfundaron sus armas cortas y dispararon contra el vehículo.

El Fiat Duna circuló unos 50 metros y cayó en una zanja. Un balazo había atravesado el vidrio trasero y herido en la nuca a Juchani Santos, que quedó apoyado sobre el volante.

Los delincuentes huyeron, mientras la mujer de la víctima pedía ayuda. Luego de unos minutos, Juchani Santos fue trasladado a una unidad sanitaria cercana, donde falleció. La investigación del homicidio quedó a cargo de los efectivos de la comisaría de Villa Centenario.

En la ciudad de Martínez, en tanto, un hombre de 82 años fue asesinado de un balazo cuando se resistió a que le robaran el auto.

El crimen ocurrió anteayer cuando Carlos Imaz circulaba en su Renault 21 por la calle Luis Sáenz Peña al 400, de la mencionada localidad. El automóvil del jubilado fue interceptado por un asaltante que, a punta de pistola, lo amenazó y gritó: "Bajate del auto o sos boleta", según relató la policía. Imaz tardó e intentó resistirse al asalto. Entonces el delincuente efectuó un disparo que mató al jubilado y huyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.