Asesinan a dos policías federales en robos frustrados

(0)
11 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Otros dos policías federales retirados fueron asesinados ayer en sendos intentos de asaltos ocurridos en el la zona norte del conurbano bonaerense, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad provincial.

El primer homicidio ocurrió minutos antes del mediodía cuando dos delincuentes entraron a robar en un supermercado situado en Curupaití 778, en la localidad de Villa Adelina, partido de San Isidro.

Allí trabajaba como custodio el suboficial retirado de la Policía Federal Salvador Casciadoro, de 64 años.

Según las fuentes del gobierno bonaerense, los asaltantes se dirigieron hacia las cajas registradores del comercio y Casciadoro intentó detenerlos.

Fue entonces cuando se inició un tiroteo, que concluyó cuando el policía retirado cayó muerto.

Los malvivientes escaparon y hasta el cierre de esta edición continuaban prófugos, dijeron los voceros. Los testigos señalaron que los que asaltaron el autoservicio eran jóvenes.

Los vecinos dijeron que llegaron a escuchar al menos cinco disparos y que el negocio que elegido por los delincuentes había abierto sus puertas hacía un mes y medio.

Una hora y media después de que mataron a Casciadoro, cayó otro suboficial retirado de la misma fuerza en la colectora de la autopista Panamericana, a la altura del kilómetro 46,200, en la localidad de Derqui.

Le dispararon a quemarropa

Armando Avalos, de acuerdo con los datos aportados por las fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, circulaba en un Polo rojo y había retirado, minutos antes, la recaudación de la sucursal de una cadena de supermercados donde cumplía funciones vinculadas con la seguridad.

Pero quienes lo mataron no se llevaron ese dinero. Según los voceros, los delincuentes ni siquiera intentaron robar al policía federal retirado.

No se llevaron dinero

Los homicidas ubicaron su automóvil -un Corsa o un Gol gris- a un costado del que conducía Avalos, bajaron la ventanilla y, sin mediar palabra, dispararon varias veces. Después escaparon.

Herido, Avalos condujo su vehículo unos metros hasta chocar contra un cartel de publicidad.

La hipótesis de los investigadores es que los delincuentes pretendieron robar el automóvil de Avalos cuando se acercaba al paraje conocido como La Lonja, a la altura del kilómetro 46,200 de la autopista de acceso a Pilar.

El lugar del homicidio queda muy cerca del country Los Lagartos, pero los custodios del lugar no advirtieron los movimientos de los asaltantes. Tampoco lo hicieron los policías bonaerenses que están en un destacamento de los alrededores.

Avalos fue trasladado al hospital de Pilar, donde falleció poco después de ser internado. Los peritos policiales establecieron que el policía asesinado tenía en el cuerpo por lo menos seis impactos de bala.

Como en el otro crimen, los homicidas continuaban prófugos al cierre de esta edición.

Efectivos caídos

Cada vez más: con la muerte de estos dos suboficiales de la Policía Federal ya suman 51 los efectivos de esa fuerza de seguridad retirados o en actividad que fueron asesinados en lo que va del año.

Otros crímenes: el 4 del mes actual ladrones asaltaron y mataron al sargento Germán Pedraza en Lomas de Zamora; dos días antes había sido asesinado en Dock Sud el suboficial Daniel Maldonado, de la comisaría 17a.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.