Asesinan a un policía en un asalto a un minimercado

El suboficial, de 32 años, recibió 6 tiros
(0)
28 de mayo de 2003  

Un suboficial de la Policía Federal fue asesinado ayer de seis tiros, disparados por dos delincuentes que intentaban robar en una estación de servicio del barrio porteño de Boedo.

Fuentes policiales informaron que se trata del cabo primero de la comisaría 34a. Ramón Alberto Servín, quien se convirtió en el policía número 21 asesinado por la delincuencia en lo que va del año.

El hecho se registró ayer a la 1, en la estación de servicio SOL, situada en Inclán y la avenida La Plata, donde llegó un auto Volkswagen Gol rojo con sus vidrios polarizados, ocupado por cuatro personas.

Dos hombres armados descendieron del vehículo y se dirigieron hacia el minimercado que allí funciona durante las 24 horas, mientras que en el interior del rodado quedaron las otras dos personas, posiblemente mujeres.

Una empleada de la estación dijo que uno de los asaltantes se cruzó con un playero al que le advirtió: "Tirate al suelo, que la cosa no es con vos". El empleado obedeció la orden, por lo que el camino de los asaltantes hacia la caja del comercio había quedado libre.

"Al ver al policía, que ni pudo sacar su arma, le dispararon y cuando cayó herido, los delincuentes continuaron disparándole", precisó el propietario de la estación de servicio. Se supo que los dos delincuentes procuraron que los proyectiles evitaran impactar en el chaleco antibalas. En total, el suboficial, de 32 años, casado y padre de dos hijos, recibió seis impactos calibre 3.80 y 9 mm. Tras el asesinato, los criminales huyeron con el arma policial pero sin el botín que pensaban lograr en el asalto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.