Asesinaron a un policía en Bahía Blanca

Ya son 20 los efectivos bonaerenses muertos
(0)
25 de mayo de 2003  

Un suboficial de la policía bonaerense fue asesinado de un balazo en la cabeza en Punta Alta, a 30 kilómetros de la ciudad de Bahía Blanca, por uno de los dos hombres a los que perseguía porque habían escapado de un lugar nocturno sin pagar sus consumiciones. Con él, ya son 20 los policías bonaerenses asesinados en lo que va de 2003.

La víctima fue identificada como el suboficial principal Claudio Nicolás Rojas, de 44 años, casado, padre de cinco hijos. El jefe de la comisaría local, comisario Daniel Belgaburu, informó que el hecho se produjo a las dos de la madrugada a raíz de una denuncia del encargado de un local nocturno ubicado en Colón y Rivadavia, de Punta Alta.

El denunciante avisó por teléfono que dos hombres que andaban en un camión no querían pagar y que cuando el propietario insistió le dispararon a las piernas, sin herirlo.

Cuando llegó un patrullero, se escaparon en el Mercedes-Benz en el que habían llegado. El camión se metió a contramano, hasta que se detuvo en Rivadavia y Avellaneda, donde uno de sus ocupantes comenzó a hablar con una mujer en la acera.

Este hombre fue apresado inmediatamente, mientras que el conductor del camión volvió a escapar, por lo que los policías solicitaron apoyo.

Durante la persecución, Rojas efectuó disparos intimidatorios para detener el vehículo, pero, lejos de acatar la orden de detención, el conductor le respondió con varios disparos. Al ver la situación, otros policías que habían llegado como apoyo dispararon a las ruedas del Mercedes-Benz hasta que lograron detenerlo.

En ese momento se dieron cuenta de que Rojas estaba herido y lo llevaron al Hospital Naval, donde más tarde falleció como consecuencia de una herida de bala en la cabeza.

El presunto autor de los disparos, Antonio Gustavo Salazar, de 29 años, y su acompañante, Eduardo Claudio Torres, de 44, quedaron detenidos. Los dos viven en Bahía Blanca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.