Autopsia a la modelo fallecida

(0)
18 de diciembre de 2009  

Los restos de la modelo Solange Magnano, de 38 años, que murió a fines del mes pasado tras haberse realizado un tratamiento estético en el barrio porteño de Belgrano, fueron sometidos ayer a una autopsia para determinar si hubo mala praxis por parte de los médicos que la atendieron.

Los informes preliminares de la autopsia indicarían que el cuerpo de la modelo tendría dos punciones por las que los médicos del centro de estética habrían comenzado a inyectar la sustancia para rellenar los glúteos de la modelo, tras lo cual la mujer se descompensó.

Otro elemento importante que comprometería a los responsables del centro de estética establecería que la sustancia inyectada en el cuerpo de Solange no era la que correspondería para realizar ese tratamiento. Los comprometería debido a que, a sabiendas de que la mujer tenía problemas cardíacos, decidieron seguir adelante con la operación.

La autopsia se ordenó luego de que el viudo de la modelo, Gustavo Rosso, llevara el caso a la Justicia.

Los restos de la modelo fueron trasladados desde el cementerio de la localidad cordobesa de San Francisco hasta Lomas de Zamora para realizar la autopsia del cuerpo.

"El miércoles de la semana anterior personalmente presenté un escrito por el cual solicité que se investiguen las causas que provocaron el fallecimiento de mi esposa. Este escrito originó la exhumación del cuerpo", señaló Rosso.

La modelo, que en 1994 fue Miss Argentina, quiso someterse a un tratamiento para levantarse los glúteos en un centro de estética de Belgrano.

El tratamiento consistía en la aplicación de inyecciones de polimetilmetacrilato en los glúteos. Pero se algo complicó: Solange sufrió un tromboembolismo pulmonar y fue trasladada, primero, al hospital Fernández y, luego, una clínica privada de Avellaneda, donde murió tras permanecer 72 horas en estado crítico.

Uno de los amigos de la modelo dijo que Magnano tenía problemas cardíacos.

Al ser consultado por la muerte de su modelo, Piazza dijo de ella: "Era perfecta y no nesecitaba ninguna cirugía.

"Solange tenía una belleza sofisticada, majestuosa. La gente se quedaba con la boca abierta cuando la veía; sentía lo mismo que yo cuando la contraté, hace ocho años. Ella se cuidaba mucho; iba al gimnasio; tenía todo en su lugar; unas medidas perfectas; una cinturita divina. Esta cirugía de cola no la necesitaba. Fue una estupidez lo que hizo", opinó el diiseñador.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.