Bachelet visitó la zona más castigada