Diez días a toda música en Núñez. Bajó el telón de la gran fiesta del rock