Bariloche: la ciudad apuesta a repetir los niveles de 2019

Bariloche
Bariloche Fuente: Archivo
El destino rionegrino sumó camas y más inversión en las playas; llegan 15 vuelos diarios
Laureana Fuentes
(0)
6 de enero de 2020  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Como cada temporada de verano , la ciudad ya recibió a miles de turistas nacionales y extranjeros que la eligen por sus playas, opciones de aventura y paisajes. Durante las Fiestas llegaron más de 41.000 pasajeros y la primera semana de enero tuvo una ocupación cercana al 75%. La expectativa es llegar a un 85% para la segunda quincena y mantener los niveles de 2019. Las medidas económicas para gastos en el extranjero parecen todavía no haber generado un gran impacto, aunque la esperanza de los referentes del sector privado es que poco a poco los argentinos se vuelquen más a los destinos nacionales.

"Frente al contexto de país, estamos muy agradecidos de poder sostener estos índices de ocupación en comparación a 2019. Nuestra oferta de camas creció y hoy llega a 33.000, un número que supera la capacidad que tienen otras provincias argentinas en su totalidad", sostuvo en diálogo con LA NACION el secretario de Turismo local, Gastón Burlón.

Con un promedio de 15 vuelos diarios -la mitad que en invierno- que unen a la ciudad con Buenos Aires, Rosario, Mendoza y Córdoba, más un vuelo semanal directo desde Brasil que llega con el 85% de ocupación, Bariloche se mantiene en verano como una de las mecas turísticas del sur argentino.

Esta ciudad fue la más visitada por los turistas que eligieron la provincia de Río Negro para pasar las Fiestas, con una estadía promedio de cuatro días y un gasto diario por persona cercano a $5200. Burlón admitió: "Se ve un poco de turismo gasolero y es normal, la gente busca precio y cuida el bolsillo, tenemos mucho público de cabañas y familias".

Stella Maris González trabaja desde hace más de 10 años junto a Familia Weiss, uno de los ahumaderos tradicionales de la ciudad. "Todavía no hay tanta gente como el año pasado, aunque vemos que hay movimiento, sobre todo de familias. Se nota que la gente mira más y compara precios", afirmó en el local situado en pleno centro. Allí, una picada de ahumados se consigue por $690 y los dulces caseros, desde $225.

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, se mostró confiada en los primeros números. "Son muy alentadores. La situación económica a nivel país nos hace confiar en un movimiento mayor de turismo interno", dijo. Para la mandataria provincial, "con el balance de las Fiestas se confirman las expectativas que veníamos manejando".

En la ciudad de Bariloche el 70% de los turistas que llegan son nacionales, mientras que un 30% lo hacen desde otros países. Según Claudio Roccatagliata, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche, la gente decide viajar al exterior con tiempo y por eso estimó que el impacto de las nuevas medidas económicas recién lo van "a ver reflejado más en febrero y marzo, ya que se aplicaron hace muy poco tiempo".

Belén García Bertone, presidenta de la Cámara de Turismo de Bariloche, aseveró que hubo una "remontada poselecciones". En comparación a otros veranos, indicó que antes de octubre había bastante incertidumbre y por ese motivo no hubo tantas reservas previas como otros años. "La gente empezó a pensar en las vacaciones después de los comicios", dijo. Y como distintivo señaló que la ciudad "se posiciona cada vez más como destino de playa. Si bien todavía nos falta, hay muchos recursos que se están invirtiendo en este sentido".

Un rafting familiar por río Limay cuesta desde $4400 por persona y no incluye comidas. Una cabalgata de medio día aproximadamente, $3900; una excursión lacustre, desde $2500, y un paseo hasta San Martín de los Andes por el Camino de los Siete Lagos, desde $3160. "Muchos se sorprenden por el valor de las excursiones", reconoció Lucía Gutiérrez, de una agencia de turismo en el centro.

Bertone consideró: "Antes el turista hacía tres o cuatro excursiones durante su estadía. Hoy quizás hace solo una paga y los demás días recorren playas y hacen pícnic". También destacó que actualmente el visitante busca más aprovechar la oferta de las tarjetas de crédito, las cuotas, las rebajas de último momento y los descuentos.

Vanesa Candía y Guillermo Rodríguez, junto a sus hijos Guillermina y Daron, llegaron hace unos días desde Villa Regina en su auto particular. "Venimos siempre a Bariloche, nos encanta, lo hacemos en distintas épocas del año. Encontramos con precios acordes a lo que esperábamos", expresaron.

Luis Nemesi y Verónica Serrano, de pasada por Bariloche, van recorriendo la región junto a sus hijos Antonella, Franco y Magalí. "Estuvimos unos días en El Bolsón y ahora seguimos para Villa La Angostura, vamos recorriendo la zona, improvisando un poco", dijeron.

"Después del 10 de enero tendremos un panorama más concreto. La previsión es que será una muy buena temporada", concluyó Roccatagliata.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.