Barra, bajo la lupa aliancista