Verano imprevisto. Buenos Aires, con 32° de térmica