Buenos Aires, en emergencia pública