Buscan el nexo entre dinero y política

Se sospecha que el edil Luis Cifre solventó su campaña electoral con plata proveniente del tráfico de drogas
Se sospecha que el edil Luis Cifre solventó su campaña electoral con plata proveniente del tráfico de drogas
Gustavo Carabajal
(0)
22 de octubre de 2011  

JOAQUIN V. GONZALEZ, Salta.-La Justicia comenzó a investigar si la campaña electoral para senador provincial de Luis Cifre fue financiada con fondos provenientes del narcotráfico.

Ayer, Cifre, que actualmente se desempeña como presidente del Concejo Deliberante de esta ciudad, fue indagado por el juez federal de San Ramón de la Nueva Orán, Raúl Reynoso, quien había ordenado su detención, debido a que en un local de venta de carbón vegetal del edil, la Gendarmería Nacional secuestró un cargamento de 356 kg de cocaína, valuado en más de 10.000.000 de euros.

Además, el juez federal comenzó a indagar a otros nueve detenidos que fueron acusados de integrar una asociación ilícita dedicada al almacenamiento de estupefacientes con fines de comercialización, presunto lavado de dinero e infracción al Código Aduanero.

Según fuentes de la Gendarmería, entre los detenidos figura otro funcionario público. Se trata de uno de los encargados de la Aduana, en San Miguel de Tucumán, de apellido Robles. Este imputado se encargaba de facilitar que los cargamentos de cocaína de la organización fueran despachados disimulados en embarques de carbón vegetal sin que nadie los controlara.

Los investigadores tienen firmes indicios de que la organización comenzó a traficar cocaína desde hace más de dos años.

La lista de sospechosos apresados se completa con Juan Pablo Ferreyra Márquez, de nacionalidad portuguesa y pariente de Cifre; un despachante de aduanas de apellido Miranda; dos químicos colombianos que se encargaron de elaborar la cocaína negra para darle forma de carbón vegetal y otros tres narcotraficantes de nacionalidad argentina, cuyas identidades no trascendieron.

Fuentes de la investigación indicaron a LA NACION que uno de los detalles que provocó que los investigadores del Destacamento de Gendarmería de Salta comenzaran a sospechar de Cifre fue la considerable suma de dinero que el actual concejal gastó en la campaña electoral para las elecciones a senador provincial.

"Había comenzado a hacer ostentación. Esos gastos no coincidían con el perfil bajo que siempre había tenido Cifre, y que cambió de un día para el otro. Por tal motivo, se decidió investigarlo también por lavado de dinero", explicó una fuente con acceso al expediente.

En esos comicios, que se realizaron el 10 de abril pasado, Cifre representó a una alianza integrada por el Frente para la Victoria y obtuvo el 34,92 por ciento de los votos contra el 50% que sacó el ganador de esa elección, Ernesto Gómez, el candidato del Partido Justicialista.

A partir de la investigación encarada por la Gendarmería, que terminó con la captura de Cifre y de otros nueve sospechosos por el secuestro de 356 kg de cocaína, los gastos de campaña y todas las propiedades y bienes de los imputados se convirtieron en objeto de la investigación con el fin de tratar de determinar si fueron solventadas con dinero del narcotráfico.

Al cierre de esta edición, continuaban los allanamientos con el objetivo de encontrar otro cargamento de cocaína que la organización intentaba enviar a Europa. Hasta el momento, los investigadores determinaron que el jefe de la organización que se dedicaba a enviar cocaína a Europa disimulada en embarques de carbón vegetal es un narcotraficante de nacionalidad colombiana.

A partir de la investigación que comenzaron 40 efectivos del Destacamento Salta de la Gendarmería, que integran el Operativo Escudo Norte, con la colaboración de personal de la Aduana, se encontraron indicios que sirvieron para fundar las órdenes de allanamientos en ocho inmuebles de esta ciudad, en Tucumán, Formosa, Rosario y en la Capital.

Tres de esos inmuebles allanados están en esta ciudad, de 20.000 habitantes, situada a 250 kilómetros de la capital salteña y que pertenecen al concejal Cifre. En uno de esos locales, un depósito de carbón vegetal, los efectivos de la Gendarmería encontraron los 356 kg de cocaína.

Cuando el martes pasado los gendarmes irrumpieron en el depósito, con paredes de ladrillos a la vista y situado a dos cuadras de la estación de trenes de Joaquín V. González, sólo encontraron carbón vegetal.

Sentido de la vista

Sin embargo, lo que los gendarmes no podían advertir con el sentido de la vista fue descubierto por los perros rastreadores que habían llevado. Los perros no se apartaban de dos pilas de carbón vegetal distribuido en 15 bolsas de arpillera.

La presunción aportada por el olfato de los perros de que lo que contenían esas bolsas no era carbón sino cocaína a la que se le había cambiado el color mediante un proceso químico fue confirmada por los análisis con reactivos que se realizaron en el lugar.

Los investigadores sospechan que la cocaína era elaborada en alguna de las cocinas de droga instaladas por carteles colombianos en las adyacencias de la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra y era trasladada en avionetas hasta la zona de Joaquín V. González, donde era acopiada y preparada para ser enviada a Lisboa desde el puerto de Rosario y un puerto de Brasil.

Lo que los investigadores todavía no establecieron fue si el proceso para cambiarle el color a la cocaína para que pareciera carbón vegetal se hacía en Salta o en Bolivia.

HOJA DE RUTA

SAN RAMON DE LA NUEVA ORAN, Salta (De un enviado especial).– "Si va a tomar un remise colectivo para viajar a Joaquín V. González, observe con mirada de periodista a sus pasajeros. No sea que alguno de los pasajeros lleve droga y lo detengan en un control vehicular. A usted, por viajar en el automóvil, también lo van a llevar preso hasta que se aclaren las cosas."

Así, uno de los gendarmes que custodiaban la estación terminal de ómnibus advirtió a este enviado sobre los riesgos de abordar un remise en los que varios pasajeros se dividen el costo de un viaje. Una modalidad de traslado muy común en las provincias del norte argentino, donde el servicio de ómnibus de larga distancia tiene frecuencias muy largas.

"Muchas veces tuve que intervenir en controles de ruta; donde se inspecciona un automóvil se encuentra cocaína. Entonces, van todos los ocupantes presos hasta que se aclare a quién pertenece la droga", advirtió el gendarme.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.