Cafiero dijo que hay un estado de violencia desproporcionado

El ministro prometió una confrontación total con el delito Anuncian que a partir del 15 de junio trasladarán a 2000 presos de comisarías a las cárceles Aseguró que se esclarecieron varios de los crímenes de policías
(0)
9 de mayo de 2003  

LA PLATA.- La sucesión de muertes de policías puso en alerta máxima al gobierno bonaerense. El ministro de Seguridad, Juan Pablo Cafiero, consideró que existe un "estado de violencia desproporcionado" y prometió una "confrontación total contra el delito". El gobernador Solá, por su parte, anunció que el mes próximo serán trasladados a distintas cárceles unos 2000 delincuentes que están detenidos en comisarías.

"Hay una franja de delincuentes que ha perdido el respeto por su propia vida, consecuentemente por la vida de los demás; entonces están dispuestos a matar y morir al mismo tiempo", señaló ayer Cafiero tras inaugurar la nueva dirección de Delitos Ecológicos y Residuos Peligrosos de la policía bonaerense, en Lomas de Zamora.

Solá y Cafiero siguieron de cerca las investigaciones sobre las muertes de policías ocurridas en territorio provincial en las últimas 48 horas. Consultado sobre si existe un trasfondo extrapolicial en esas muertes de las últimas horas, el ministro aseguró: "Hemos esclarecido dos casos y determinamos que no hay vínculos entre ambos".

"Nuestra respuesta va a ser de confrontación total con el delito, con las bandas de delincuentes y con las organizaciones criminales. Nos vamos a desplegar en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires con nuestras fuerzas, para darle tranquilidad y seguridad a la gente", dijo.

Federales y bonaerenses se reparten en partes iguales los 38 policías asesinados en lo que va del año. De ellos, 31 murieron en el conurbano, cuatro en la Capital, dos en el interior provincial, uno en Mendoza. En el gobierno bonaerense insisten que las fronteras son ociosas y que la clave está en profundizar una tarea conjunta con el gobierno nacional en el área metropolitana: esto es Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Según información del Ministerio de Seguridad provincial, de los 33 homicidios de policías ocurridos en territorio provincial, fueron esclarecidos 18 hechos y sus autores están detenidos.

Ayer, el gobernador Solá destacó que el "problema central es el aumento de la cantidad de delitos y el salvajismo" exhibido por los delincuentes.

El mandatario provincial formuló estas declaraciones en Chivilcoy, además, anunció que entre los próximos 15 de junio y 15 de julio unos 2000 detenidos en comisarías serán trasladados a unidades penales. Los detenidos pasarán a ocupar nuevos pabellones que están a punto de concluirse las cárceles de Sierra Chica, Junín, Mar del Plata, Florencio Varela, Magdalena, San Nicolás, La Plata y Campana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.