Cambian la cúpula de la Policía Federal

Anticipan que la renovación será "profunda" y que la anunciarán durante este fin de semana
(0)
31 de mayo de 2003  

Ayer por la tarde, cuando el presidente de la Nación, Néstor Kirchner, abordó el avión que lo llevaría a El Calafate, donde pasará el fin de semana, la decisión ya estaba tomada.

Pasado mañana, cuando asuma la mayoría de los secretarios y subsecretarios del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, la nueva cúpula de la Policía Federal Argentina ya estará en funciones, o al menos se conocerán los nombres de aquellos oficiales de alto rango que tendrán a su cargo la conducción de la fuerza.

"El cambio va a ser grande, pero no traumático", dijeron ayer a LA NACION tres fuentes irrefutables de la cartera de Justicia que, sin embargo, se negaron a cuantificar la cantidad de comisarios generales que pasarán a retiro.

Obviamente se dio como un hecho que en la graduación máxima del escalafón policial habrá retiros y que también subirán un peldaño "varios" -no se sabe cuántos- comisarios mayores en actividad.

La suerte de Giacomino

El mismo informante se negó a confirmar o desmentir la suerte que, en este proceso, correrá el actual jefe de la Policía Federal, comisario general Roberto Eduardo Giacomino.

Es más, todas las fuentes consultadas por LA NACION coincidieron en reconocer que esa decisión -la de relevar o mantener en su cargo a Giacomino- está en manos del presidente Kirchner.

El primer mandatario, se supo, mantuvo ayer a la mañana una prolongada reunión con el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Beliz, en la que, entre otras cuestiones, se analizaron los cambios en la policía. En ese encuentro se evaluaron por lo menos tres opciones de recambio. "Todas profundas, aunque con matices", dijeron las fuentes.

Es decir que Kirchner está decidido a promover una nueva cúpula. Lo que resta definir es quién estará al frente de la conducción policial y con qué compañía.

Ayer Beliz y Kirchner evaluaron en conjunto los legajos de los altos oficiales. Los mismos que, durante la semana última, pasaron por el tamiz de Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

Es que, al parecer, una de las primeras indicaciones que el presidente le dio a su ministro es que no quería altos mandos policiales con antecedentes penales desfavorables o cuestionados por los organismos de derechos humanos.

Hoy, a primera hora, Gustavo Beliz viajará a la provincia de Salta, donde mantendrá reuniones con las autoridades penitenciarias provinciales para solucionar la situación de casi un centenar de detenidos que, por falta de lugar en las cárceles provinciales, están alojados en acoplados de camiones frigoríficos convertidos en improvisadas celdas.

La intención del ministro, según confiaron dos fuentes a LA NACION es anunciar los cambios en la policía antes del lunes por la mañana.

"El ministro quiere que cuando asuman los funcionarios que lo acompañarán en su gestión -esto ocurrirá pasado mañana- ya se conozcan los nombres de los encargados de conducir a la policía", se dijo.

Ayer, en el Departamento Central de la fuerza, pese a lo que se podía suponer, el clima era de calma.

Versiones no confirmadas desde el ala política del Gobierno indicaban que en los altos mandos de la Federal se aguardaban no menos de veinte cambios.

"Es una cifra que no dice nada. Son versiones y desde el ministerio la van a desmentir", sostuvo una calificada fuente.

Al mismo tiempo se dijo que desde el ministerio todavía no se comenzó a evaluar qué ocurrirá con las conducciones de la Prefectura Naval Argentina y la Gendarmería Nacional.

Al parecer, allí habrá por lo menos dos semanas de calma. "Hasta dentro de quince días no esperen novedades en esas áreas. Beliz quiere ir paso a paso y sin apresurarse para no cometer errores", comentaron los informantes.

Una nueva conducción

Gustavo Beliz

  • El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos se reunió ayer con el presidente Néstor Kirchner para evaluar los cambios en la Policía Federal. Quiere trabajar con la nueva cúpula a partir del lunes, cuando asuman los secretarios y subsecretarios del área.
  • El presidente

  • Néstor Kirchner. Le presentaron por lo menos tres opciones diferentes para conducir la policía. Cada una de ellas implica un "cambio profundo".
  • El jefe actual

  • Roberto Giacomino. Nadie se anima a confirmar o desmentir su pase a retiro. Todas las fuentes coinciden en que su futuro está en manos del Presidente.
  • El secretario

  • Norberto Quantín. Es el designado secretario de Seguridad. Asumirá sus funciones pasado mañana. Ayer su designación fue publicada en el Boletín Oficial.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.