Casaretto no quiere ruletas en su diócesis