Casi a los 70, Daniel Gil sigue siendo el rey de las olas