Cayó el Patrón del Mal del Norte, dedicado al tráfico de personas y también al de cocaína

Según la investigación, con el dinero que obtenía por hacer entrar ilegalmente al país a ciudadanos chinos compraba droga que distribuía en la Capital; incautan 373 kilos de estupefacientes
Según la investigación, con el dinero que obtenía por hacer entrar ilegalmente al país a ciudadanos chinos compraba droga que distribuía en la Capital; incautan 373 kilos de estupefacientes Crédito: Ministerio de Seguridad
Gabriel Di Nicola
(0)
24 de mayo de 2018  

Habían ingresado en el mundo criminal con el contrabando de mercaderías y el tráfico de ciudadanos chinos, a los que les cobraban fuertes sumas en dólares para ingresarlos ilegalmente al país. Pero, cual empresarios que vislumbran una buena oportunidad para expandir sus negocios, agregaron un rubro más: el transporte hacia el sur de cocaína que compraban en Bolivia. El presunto jefe de la organización, al que la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, caracterizó como El Patrón del Mal del Norte, compró con el fruto de esos crímenes al menos 15 vehículos y una propiedad valuada en 45 millones de pesos.

En las últimas horas, la Gendarmería y la Policía de Salta decomisaron 373 kilos de cocaína que iban a ser transportados y distribuidos en la Capital, y detuvieron a cinco sospechosos, entre ellos, al presunto jefe de la banda: Juan Antonio Aguilera, también conocido como "Juanzuti".

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales y de la Gendarmería. "Se trató de un procedimiento muy importante, de altísima calidad en la lucha contra el crimen organizado", afirmó la ministra Bullrich ayer en una conferencia de prensa en la que dio detalles del denominado "operativo Imperio".

La pesquisa, a cargo del juez federal subrogante de Orán, Salta, Gustavo Montoya, comenzó en octubre de 2016 cuando se descubrió el ingresó ilegal de ciudadanos chinos a la Argentina a través del paso internacional Aguas Blancas-Bermejo, en la frontera con Bolivia.

"En ese momento fue apresado Aguilera, pero poco después recuperó la libertad. A los ciudadanos chinos les cobraba en dólares por hacerlos ingresar en el territorio nacional. El dinero que originaba esta actividad era invertido en el tráfico de estupefacientes", explicó una fuente de la Gendarmería.

En el último tiempo, los negocios de El Patrón del Mal del Norte fueron realmente fructíferos. Según la ministra Bullrich, en los últimos diez meses adquirió seis camionetas Toyota Hilux, un Volkswagen Vento, un Chevrolet Astra, dos Chevrolet Aveo, una camioneta Chevrolet S10, un Volkswagen Passat, un Volkswagen Suran, un Volkswagen Bora y una camioneta Renault Kangoo.

"La mayoría de esos vehículos se encuentra a nombre de familiares o de otras personas conocidas de Aguilera", afirmó una calificada fuente de la pesquisa.

Detectives y funcionarios, en uno de los galpones de la banda allanados en Salta
Detectives y funcionarios, en uno de los galpones de la banda allanados en Salta Crédito: Ministerio de Seguridad

En la investigación, el Ministerio Público estuvo representado por el fiscal federal José Luis Bruno. Las tareas de inteligencia criminal fueron hechas por la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Orán de la Gendarmería.

"Se trata de una banda que había acumulado una importante cantidad de inmuebles, dinero en efectivo y vehículos. Aguilera operaba en la zona fronteriza entre Aguas Blancas, en Salta, y Bermejo, en Bolivia. Tuvo un crecimiento patrimonial impresionante. Entre diciembre y enero pasados abrió una cooperativa de trabajadores de frontera o 'paseros' llamada El Fronterizo. Seguramente la idea era utilizar a estas personas para traficar sus distintos productos ilegales. Además de los vehículos se le descubrieron 25 propiedades", dijo Bullrich, que en la conferencia de prensa estuvo acompañada por su jefe de Gabinete, Gerardo Milman; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el jefe de la Gendarmería, comandante general Gerardo Otero.

Sobre las propiedades atribuidas a la organización narcocriminal, Bullrich dio como ejemplo un inmueble valuado en 45 millones de pesos. Según fuentes judiciales, se trata de un terreno donde se estaba construyendo un amplio salón para fiestas y una piscina.

Las detenciones se precipitaron en las últimas horas. Es que a través de intervenciones telefónicas se advirtió que la organización estaba por mover un importante cargamento de cocaína. La droga, según se detectó, estaba oculta en dos camionetas camufladas.

"Personal de la patrulla fija 'El Naranjo', de la Gendarmería, en un control sobre la ruta provincial N° 31, próximo a la intersección con la ruta provincial N° 3, divisó uno de los rodados investigados, que al arribar al control arremetió contra el puesto y continuó su fuga con dirección hacia el sur de Salta", explicaron fuentes de la investigación.

A los pocos minutos, una segunda camioneta, al observar el retén donde estaban apostados los gendarmes, giró en U y se dio a la fuga. Eso dio inicio a una persecución y, a los pocos kilómetros, la Policía de Salta halló abandonado uno de los vehículos y la droga. La cocaína presentaba diversos logos impresos: un delfín con una flecha, la forma de una luna y la leyenda "MG". Son marcas que identifican al proveedor.

Hubo 10 allanamientos en los que también se secuestraron elementos utilizados para falsificar pasaportes para los ciudadanos chinos que hacían entrar ilegalmente al país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.