Chile y Uruguay extreman cuidados