Christophe Itier: "Ante las urgencias del mundo actual, las recetas tradicionales han dejado de servir"

Christophe Itier
Christophe Itier Fuente: Archivo
Lo afirma Christophe Itier, delegado francés para la economía social y solidaria e innovación, que liderará un encuentro regional
Luisa Corradini
(0)
19 de noviembre de 2019  

PARÍS.- "Nuestro proyecto, Pact for Impact, responde a una necesidad urgente del planeta de hallar soluciones originales a nuestros desafíos climáticos, sociales y demográficos", afirma Christophe Itier, alto comisionado francés para la Economía Social y Solidaria e Innovación Social.

Mientras cerraba sus valijas para viajar a Buenos Aires, donde debe participar hoy en la Cumbre Anual de Impacto GSG (Global Steering Group for Impact Investment), el responsable del programa de economía social y solidaria ( ESS) del presidente francés, Emmanuel Macron, explicó a LA NACION los alcances y la importancia de este proyecto global, lanzado este año en Francia, cuya primera cumbre reunió a más de 50 países y 500 participantes en julio, en París.

Francia es miembro integrante de GSG y esa es la razón principal de la presencia de Itier esta semana en la Argentina. Organizada en el Hotel Sheraton de Buenos Aires, esta es la primera vez que GSG realiza su reunión global de líderes, inversores, empresarios y filántropos en América Latina. Este año, bajo el título de Impact Rising, la cumbre -que debía realizarse en Santiago, junto a Apec y COP25, pero fue trasladada a la capital argentina por la agitación en Chile- se centrará en la forma de impulsar la transición hacia economías de impacto positivo.

Pero Itier también llegó a promover un proyecto ciento por ciento francés: Pact for Impact. "Ante las urgencias de toda naturaleza planteadas por el mundo actual, las recetas tradicionales han dejado de servir", afirma Itier. "Es necesario establecer puentes entre las políticas públicas, el mundo económico, de las finanzas y las empresas", agrega.

Ese es el objetivo de Pact for Impact, y el alto comisionado aprovechará su paso por la Argentina para seguir desarrollando la red de actores que podrían integrar esa iniciativa.

"Nosotros ya tenemos en Francia un proyecto de esa naturaleza, donde reunimos a todas aquellas empresas que conjugan performance económica, impacto social y medioambiental, finanzas más éticas y el poder de acción de los ciudadanos. Esas empresas suelen ser consideradas alternativas o marginales y nuestra intención cuando las reunimos es, justamente, que dejen de ser vistas de ese modo. Queremos ponerlas en el corazón del desarrollo económico de nuestro país, porque estamos convencidos de que la innovación en todos esos sectores forma parte del modelo de desarrollo europeo e incluso mundial", explica.

Tras esa experiencia nacional, Francia tomó la iniciativa de lanzar una alianza mundial, Pact for Impact. "Nuestro objetivo es lograr una coalición entre estados, empresas de la economía social y solidaria, empresas que cada vez con más frecuencia piensan que hay que desarrollar un modelo inclusivo, más los inversores, más las colectividades. En otras palabras, todos los actores que piensan que es necesario cambiar el modelo, que hay que hallar a la vez soluciones a nuestros problemas, como la alimentación, la movilidad o el empleo, que nos son comunes aunque se manifiesten en forma diferente en cada país", precisa Itier.

Francia considera que es necesario reunirlos para tener una voz fuerte a nivel internacional, para poder obtener una resolución de las Naciones Unidas alrededor de 2021 y ayudar a los países a crearse marcos reglamentarios con el fin de poner en práctica esa economía, trabajar con los inversores para captar fondos en cada país, y federar la red de ciudades que trabajan sobre esas cuestiones.

Adhesiones numerosas

En plena construcción, la estructura de Pact for Impact contará en un primer tiempo con fondos franceses para financiar la primera etapa de su funcionamiento. Pero las adhesiones son numerosas.

"En noviembre organizaremos el primer Pact for Impact Europa. En África está previsto en el curso de 2020. Ya solicitamos a los países asiáticos, y mi viaje a la Argentina tiene como objetivo sumar la mayor cantidad de estados del continente. Visité Uruguay y Colombia, después de Buenos Aires iré a Costa Rica, y México se ha mostrado muy interesado", dice Itier.

Entre los principales temas que se tocarán durante los dos días de cumbre en Buenos Aires está el surgimiento de la disrupción como algo permanente. ¿Qué quiere decir esto precisamente? Para Itier, la disrupción es un elemento importante en toda planificación "porque exige capacidad de adaptación".

"Hay dos desafíos en esto. El primero es ponerse a la altura de las necesidades de los ciudadanos. El segundo es tener en cuenta la realidad mundial. Todas las grandes problemáticas tienen un contenido global. Pero nada se puede resolver si no se parte del territorio. Para que una solución funcione tiene que estar adaptada a la cultura, al modo de vida y a la necesidad de un grupo humano. La gestión de deshechos, por ejemplo, es un tema global. Pero no puede tratarse de la misma manera en Francia que en alguna región alejada de África o en India con su gigantismo demográfico", concluye.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.