Chubut: el gobierno provincial acusa a referentes de pueblos originarios de “comisión de delitos de acción pública"

Jones Huala fue detenido en Chile en 2013 con un importante armamento en su poder
Jones Huala fue detenido en Chile en 2013 con un importante armamento en su poder Fuente: Archivo
El gobernador Das Neves hizo una denuncia penal por una serie de incendios, entre otros delitos
Ana Tronfi
(0)
9 de diciembre de 2016  • 15:23

RAWSON - En una escalada de tensión con activistas de la cordillera de Chubut, el gobernador de esta provincia, Mario Das Neves, denunció penalmente a los integrantes de las agrupaciones Pu Weichafes de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) y UAL (Unidades Ancestrales de Liberación Territorial) “ante la objetiva comisión de delitos de acción pública, sus conductas ilícitas se encuadran en los delitos de atentados contra el orden público, apología del delito, intimidación pública y daño contra la propiedad”, contemplados en el Código Penal, dice el escrito.

La denuncia apunta al referente de ambas agrupaciones y lonco Facundo Jones Huala,sobre el que pesaba un pedido de captura en Chile por la supuesta participación en incendios intencionales y cuya extradición fue denegada por un juez federal de Chubut el setiembre pasado.

El ministro Coordinador de Chubut, Alberto Gilardino, tildó a RAM y UAL -a las que se llegó a vincular en Chile con las FARC de Colombia- de ser “un grupo guerrillero. Se mezclan derechos legítimos con un grupo de delincuentes”.

Agregó: “una cosa es defender los derechos ancestrales y de ocupación de tierras de las comunidades aborígenes” y otra cosa “es un grupo que ataca propiedades privadas, que no respeta la bandera nacional, porque ellos no la consideran propia, no respetan el territorio. Entonces es un grupo guerrillero, no es un grupo de defensa”, afirmó el ministro Gilardino sobre el movimiento liderado por Huala.

El funcionario agregó que dentro de un Estado de derecho “hay cosas que se plantean en otros ámbitos, no saliendo a quemar y destruir”. A Huala se adjudican hechos de violencia en la cordillera de Chubut y una protesta que dejó fuera de servicio a La Trochita, la locomotora turística que estuvo sin funcionar por problemas con sus repuestos y a raíz de una protesta por el encarcelamiento de Huala, a partir de la cual se obstruyeron con piedras las vías hacia El Maitén.

En septiembre pasado, el juez federal Guido Otranto resolvió anular el pedido de extradición a Chile de Jones Huala, donde iba a ser juzgado por el incendio de campos. Horas después, el juez juez penal Martín Zacchino decidió devolverle la libertad. A Otranto, el fallo le valió una presentación de pedido de juicio político ante el Consejo de la Magistratura, impulsada por el Gobierno de Chubut.

Jones Huala había sido detenido en mayo en Leleque, Chubut, en un cuestionado allanamiento realizado por distintas fuerzas policiales y la Gendarmería. Lo capturaron por una causa de abigeato abierta por Benetton, propietaria de tierras lindantes con Leleque. A partir de su detención la justicia chilena había pedido la extradición.

La acusación

Del otro lado de la cordillera acusan a Jones Huala del incendio en Pisu Pisué, en la comuna de Río Bueno y del refugio Neumeyer del cerro Challhuaco. Los testigos dicen que entró con otras dos personas a Pisu Pisué, aunque reconocieron que esas personas estaban encapuchadas y con ropas oscuras.

Huala nació en Bariloche el 9 de mayo de 1986 por lo que está próximo a cumplir 29 años. Es hijo de un campesino descendiente de británicos y de una mapuche, sobrina de un lonco que encabezó reclamos por la posesión de la tierra en la provincia de Neuquén.

Casi no fue al colegio. Apenas finalizó cuarto grado y ya de grande. Se conformó con saber lo básico para poder leer y escribir y apenas pasado los 20 años comenzó a militar en organizaciones defensoras de los derechos de los pueblos originarios.

Jones Huala ahora enfrenta las denuncias del lado argentino. La acusación fue formulada la semana pasada por Das Neves ayer con el patrocinio letrado del Fiscal de Estado, Diego Martínez Zapata, ante la Justicia federal con asiento en Rawson.

En la presentación, se relatan “sucesos delictivos de carácter grave” cometidos en diferentes localidades de la cordillera. El escrito asegura que la RAM emitió un comunicado el 30 de noviembre pasado mediante el cual “se adjudican y reivindican” esos hechos, en su mayoría incendios de propiedades de productores y una emboscada a la policía.

Anuncian “a su vez la conformación táctica de Unidades Ancestrales de Liberación Territorial (UAL) que atentan contra los intereses generales del Estado provincial al encontrarse perturbado la seguridad, la propiedad y el orden público de la Provincia del Chubut”, afirma.

Estos sucesos “ameritan la correspondiente investigación y determinación de responsabilidad penal de quien y/o quienes resulten ser autores, coautores y/o partícipes de las conductas que se denuncian”. Además el gobernador aclara que “en relación a los hechos denunciados y de acuerdo a los elementos colectados cabe encuadrar la responsabilidad penal de todo integrante mapuche RAM y UAL, siendo uno de sus miembros y líderes el públicamente identificado señor Facundo Jones Huala”.

Delitos

En el escrito Das Neves describe que mediante el comunicado de fecha 30 de noviembre “esta agrupación con fines de lucha ideológica encomendada por el señor Facundo Jones Huala se atribuyen la comisión histórica de hechos delictivos”.

Según se detalla, el primero está referido a que “un grupo de desconocidos pertenecientes al movimiento UAL provocaron daños mediante la iniciación de un foco ígneo a dos retroexcavadoras ocurrida a las 3 de la mañana del 19 de julio en el Paraje Mallín Ahogado en El Bolsón”.

El segundo se registró también el 19 de julio y a las 3 de la mañana pero en El Hoyo cuando otro grupo de personas de la misma agrupación provocaron el incendio de cabañas pertenecientes al Sindicato de Petroleros y el tercero también ocurrido en El Hoyo donde fueron incendiadas dos máquinas pertenecientes a la sociedad comercial Minas Magri S.A.

Un cuarto hecho descripto es lo sucedido el 29 de agosto en El Hoyo cuando “procedieron a incendiar un puesto de vigilancia en la zona La Escondida y un quinto hecho se produjo el 31 de agosto también a las 3 de la mañana en la Ruta Nacional 40 sector rural Epuyén cuando individuos del movimiento UAL “por la lucha hacia la liberación de Jones Huala portando armas de fuego procedieron a dañar un móvil policial y herir con armas de fuego a un efectivo policial, en coordinación con otro movimiento ideológico denominado PU Kona”, dice en el escrito también Das Neves.

Además agrega que “el 11 de noviembre a las 2 de la mañana estos mismos grupos ideológicos provocaron daños contra la propiedad de la sociedad Plantas del Sur, destruyendo bienes muebles de la mencionada empresa”. Y afirma que todos estos ilícitos “se encuentran actualmente investigados por el Ministerio Público Fiscal de la localidad de El Hoyo” dando cuenta y en detalle cada uno de los legajos fiscales.

Por: Ana Tronfi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.