Clínicas: tenía problemas desde 2005

Denuncian irregularidades edilicias, administrativas y de gestión presupuestaria
Pablo Tomino
(0)
27 de noviembre de 2006  

El escenario se describe como caótico: manchas de sangre fresca en el piso del Servicio de Hemoterapia VIH; bolsas de residuos patológicos junto con los desperdicios comunes; muchos problemas edilicios e irregularidades administrativas... Así se desprende de un informe que realizó la Sindicatura General de la Nación (Sigen) sobre el Hospital de Clínicas José de San Martín, durante 2005, que fue notificado al gobierno nacional el 6 del actual.

LA NACION tuvo acceso al estudio que detalla el sinfín de problemas que ocurrieron en ese período en el centro de salud donde el personal permanece de huelga desde el miércoles último, en reclamo de un salvataje presupuestario. Algo que podría resolverse en las próximas horas, puesto que el presidente de la Asociación Médica del Hospital de Clínicas, Carlos Hernández, aseguró que el gobierno nacional hizo una oferta muy seria –según versiones, alcanzaría los 2,5 millones de pesos– para resolver la cuestión y que hoy "podría levantarse el paro del personal".

El minucioso informe de la Sigen sobre el Hospital de Clínicas –que depende de la Universidad de Buenos Aires (UBA)– describe el deterioro edilicio: cañerías rotas, pérdida de agua en los pasillos y deterioro de los cielos rasos, entre otras deficiencias. Como ser la ausencia de personal de limpieza como de vigilancia y control; en este último caso en los pisos 10 y 11.

En cuanto a los recursos humanos, se hallaron legajos y bases de información incompletos y desactualizados, y errores en las liquidaciones de haberes. Hubo más: sobre movimiento de fondos y rendición de cuentas se observó "una carencia de autorización previa del gasto –comprobantes de gastos con fecha anterior al pedido de los fondos correspondientes–; ineficientes controles en la utilización de los fondos; falta de integridad y confiabilidad de los registros efectuados; alta rotación de la caja chica, observándose, además, tres rendiciones efectuadas el mismo día superando el importe de $ 10.000 asignado".

También se hallaron irregularidades en los recursos propios, como, por ejemplo, ineficiencia de un adecuado sistema de facturación, la existencia de una diferencia de cobranza de 1.560.000 pesos entre los datos suministrados por el sistema Mindware y el Sipefco, importantes rechazos de servicios por parte de las auditorías médicas de las obras sociales, cobranzas por fuera del ámbito de la tesorería y del circuito administrativo, mientras que en los convenios con los terceros no "quedó claro que el resultado de la ecuación económica resulte favorable a la dependencia", se especificó en el escrito.

En las conclusiones, la Sigen sostiene que "las irregularidades descriptas denotan la falta de compromiso por parte de las autoridades en la implementación de medidas correctivas y la inexistencia de controles adecuados que permitan garantizar que la gestión del Hospital de Clínicas se desarrolle en un marco de legalidad, eficiencia y economía".

Fuentes del Ministerio de Educación, al que fue girado el informe de la Sigen, indicaron a LA NACION que recibieron el estudio; éste fue enviado a Aníbal Franco, vicerrector de la UBA, para que se realizara una investigación. "La Universidad tiene para resolver cada uno de los puntos que detalló la Sigen en el informe. El estudio es de 2005, y algunos de esos problemas hoy persisten. Pero la Universidad no tiene los fondos para resolverlos", dijo Aníbal Franco, vicerrector de la UBA. En el Ministerio de Educación aseguraron que en un futuro, no tan lejano, se garantizará ese presupuesto.

En medio de la incertidumbre que rodea al Clínicas, la Asociación del Personal de la Universidad de Buenos Aires (Apuba), médicos y residentes se reunirán hoy, a las 10.30, en el aula magna del hospital, para definir si continúan o no con la medida de fuerza.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.