Cometió un brutal doble crimen y 16 años después es el primer preso que se recibió de abogado en Mendoza

Walter David Sánchez Zapag, el flamante letrado mendocino, durante los festejos por su graduación en el penal provincial.
Walter David Sánchez Zapag, el flamante letrado mendocino, durante los festejos por su graduación en el penal provincial.
Pablo Mannino
(0)
4 de marzo de 2020  • 12:19

MENDOZA.- Es una historia de horror, pero también de superación. Por un lado, las víctimas de un brutal doble crimen. Por el otro, la reinserción social del asesino. Por eso, Mendoza no sale por estos días del asombro al recordar el resonante caso de una mujer y su sobrino de tres años asesinados a sangre fría hace casi 17 años , luego de conocerse que el autor del doble homicidio se convirtió días atrás en el primer preso en graduarse como abogado en la provincia cuyana.

Renzo Pérez (3) y María Elena Miculi (34), las víctimas del doble crimen cometido por el ahora abogado mendocino Walter David Sánchez Zapag.
Renzo Pérez (3) y María Elena Miculi (34), las víctimas del doble crimen cometido por el ahora abogado mendocino Walter David Sánchez Zapag. Fuente: Archivo

Se trata de Walter David Sánchez Zapag (39), el flamante letrado de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), recibido bajo el programa educativo en Contexto de Encierro . El ahora abogado mató, en mayo de 2003, a María Elena Miculi (34), la esposa del mecánico electricista Jaime Priante, con quien había tenido una pelea por el negocio de un vehículo, y al sobrino de la mujer, Renzo, de tan solo tres años.

Por el caso, el hombre, entonces de 23 años, fue condenado a 36 años de prisión por "los delitos de doble homicidio en ocasión de robo en concurso real con coacción ". En ese momento, se trató de la pena más alta de la historia de la Justicia provincial. El año que viene, al cumplirse la mitad de la sentencia, estaría en condiciones de comenzar a solicitar beneficios, como salidas transitorias, de acuerdo con lo que estipula la ley. De todas maneras, al estar vigente la condena, no puede ejercer como profesional.

Walter David Sánchez Zapag, el primer preso que se graduó días atrás de la carrera de Abogacía en Mendoza. Hace 17 años cometió un brutal doble homicidio.
Walter David Sánchez Zapag, el primer preso que se graduó días atrás de la carrera de Abogacía en Mendoza. Hace 17 años cometió un brutal doble homicidio.

El doble crimen

Una transacción fallida por una moto fue el motivo de la furia de Sánchez Zapag, quien en la tarde del 31 de mayo del 2003 fue a buscar al mecánico al taller para increparlo por las condiciones del vehículo que le vendió. Pero solo se encontró con la mujer del trabajador y su sobrino.

Sánchez los golpeó a ambos hasta matarlos, de manera brutal. Aunque no se encontró el arma homicida, la investigación determinó que los ultimó con un elemento contundente, que podría ser un martillo. Tras el doble crimen, el hombre se robó el auto de Miculi y se fue a pasear con su pareja. Al otro día buscó cambiar su apariencia y se cortó el pelo.

El dolor de la familia de las víctimas

En diálogo con LA NACION, Omar Pérez, papá de Renzo, no le encuentra explicación a todo lo ocurrido desde que asesinaron a su hijo y a su cuñada. El dolor y la impotencia se mantienen intactas, pero más por estos días al enterarse del festejo por la graduación del condenado. De hecho fue él quien esa tarde fue hasta el taller porque se demoraba el regreso del niño.

" Es un asesino, sicario y psicópata que me cambió la vida rotundamente. Yo era una persona alegre, cariñosa y con mucho amor y después de ese día, ya no fue lo mismo. A veces la gente me preguntaba cómo andaba y yo le respondía que la vida me sonreía, pero todo eso cambió", expresó Omar.

Omar Pérez, papá de Renzo, no le encuentra explicación a todo lo ocurrido desde que asesinaron a su hijo y a su cuñada.
Omar Pérez, papá de Renzo, no le encuentra explicación a todo lo ocurrido desde que asesinaron a su hijo y a su cuñada.

"Mi esposa a veces me pregunta por qué soy tan frío y tengo tanto odio y se enoja por la falta de cariño a mis hijos, mis padres, mi hermana, familiares y amigos y se me viene a la memoria el nombre de Walter David Sánchez Zapag", recuerda, indignado, y asegura no comprender a quienes felicitan al flamante abogado.

"Es lo mismo que si los padres del chico asesinado por los rugbiers en unos años la gente aplaudieran sus logros como jugadores en el penal", comentó en referencia al resonante caso de Fernando Báez Sosa. Tras el doble crimen, junto a su mujer, Marisa, buscaron rehacer sus vidas. Y lo lograron. Llegaron dos hijos, a quienes les hablan de "amor y libertad".

Graduación

Hace una semana, tras pasar los nervios del examen final y con la emoción de la culminación de una nueva etapa, Sánchez Zapag agradeció a todos los presentes, sobre todo a su familia, por haberlo acompañado en todo el proceso educativo.

"Siempre había pensado en estudiar, pero errores que uno comete, principalmente cuando es joven, me llevaron a estar preso y todo eso quedó frustrado. Después, la llegada de la universidad hizo que ese interés volviera y pudiese tener la posibilidad de cumplir ese objetivo", fueron sus primeras palabras tras aprobar la última asignatura.

"Elegí estudiar porque es una herramienta que ofrece la sociedad para poder avanzar y salir adelante. El estudio y la capacitación constante de la persona sin dudas que favorecen la inserción principalmente en el ámbito laboral, algo fundamental para no caer nuevamente en el delito. Sin dudas que todo esto es una excelente propuesta para quienes están privados de libertad", acotó el letrado.

Medios de comunicación locales y nacionales se hicieron eco de la graduación, como un hecho histórico en la provincia vinculado a la reinserción de los internos. Autoridades del Servicio Penitenciario provincial y de la universidad asistieron a las aulas que la casa de altos estudios posee dentro del complejo carcelario de Boulogne Sur Mer para presenciar la última mesa de examen.

Walter David Sánchez Zapag, durante la última mesa de examen de la carrera de Abogacía en el penal provincial.
Walter David Sánchez Zapag, durante la última mesa de examen de la carrera de Abogacía en el penal provincial.

Desde 2008 funciona el programa en las prisiones locales, con el objetivo de "garantizar el acceso, permanencia y egreso de las personas privadas de libertad a las carreras ofrecidas bajo esta modalidad". Actualmente, Mendoza es una de las provincias con mayor matrícula del país, con unos 300 presos inscriptos en carreras universitarias, entre ellas Abogacía, Trabajo Social, Letras, Sociología, Historia y Gestión de Políticas Públicas. De todas maneras, solo la mitad cursa de manera efectiva en las cárceles de Boulogne Sur Mer y Almafuerte.

"Muchas veces pensé delinquir para que me enviaran al penal y poder vengarme de este atroz crimen pero reaccionaba pensando que amo la vida y vivir en libertad. Flamante abogado Walter David Sanchez Zapag: espero que cumplas tus 36 años que te dieron de condena por asesino, psicópata y esto no sirva para que te quiten años y la Justicia muestre la hilacha, como otras veces, y puedas defender a la parte de los asesinados y no los asesinos como vos . Yo sé quién sos, por eso no te felicito ", completó Omar Pérez.

Walter David Sánchez Zapag, el flamante letrado mendocino, durante los festejos por su graduación en el penal provincial.
Walter David Sánchez Zapag, el flamante letrado mendocino, durante los festejos por su graduación en el penal provincial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.