Comienza la poda de árboles porteños

Cubrirán toda la Capital en cinco meses
(0)
3 de mayo de 2003  

El reclamo vecinal esta vez encontró respuesta. A partir de pasado mañana el gobierno porteño comenzará con su plan de desramado de árboles en toda la ciudad.

En realidad, las tareas se realizarán de manera rotativa, entre mayo y septiembre próximos. Esto es: de a dos o cuatro zonas por vez.

La Dirección General de Espacios Verdes decidió dividir la acción de acuerdo con los límites de los Centros de Gestión y Participación (CGP). Así, pasado mañana el trabajo arrancará en el CGP 1 (avenida San Juan al 1700) y en el CGP 3 (Aristóbulo del Valle al 1000), con dos cuadrillas de operarios, motosierras e hidroelevadores.

No será una tarea unilateral: en el proceso de desramado también intervendrá personal de Higiene Urbana, que se ocupará de la limpieza.

La idea del gobierno porteño es desarrollar en forma simultánea las podas correctivas de los árboles de la ciudad. De acuerdo con la demanda de los vecinos, que se canalicen en los correspondientes CGP, el trabajo podrá realizarse en dos, tres o cuatro barrios por vez, pero no más, por la sencilla razón de que las cuadrillas existentes no pueden abarcar tanto territorio al mismo tiempo.

Si bien las primeras tareas se realizarán en los CGP citados, en el transcurso de la semana el gobierno dispondrá el envío de otras seis cuadrillas a otros dos CGP, dependiendo de las exigencias vecinales.

La Dirección de Espacios Verdes dispuso, también, que el sistema de trabajo sea el llamado "sistema de días secos".

Esto significa que el desramado se realizará sólo cuando no llueva, ya que los días de lluvia los operarios deberán abocarse a las urgencias que puedan surgir.

Las quejas más frecuentes

Las podas correctivas consisten en el corte de ramas secas y de todas aquellas ramas que representen un peligro real para la seguridad urbana.

En este sentido, las quejas más frecuentes de los vecinos apuntan a las ramas que ingresan en los balcones y en las ventanas de los edificios, pero también están las que cubren luminarias (oscurecen así una zona determinada) o las que afectan cables, por citar un par de ejemplos.

El plan del gobierno en este tema que resulta sensible para los porteños (según se desprende de los reclamos vecinales) será comprender todo el territorio local, pero de manera rotativa. Una semana se trabajará en algunas zonas, la semana siguiente la tarea seguirá en otras y así sucesivamente. Sólo una vez que se haya podado toda la Capital los trabajos volverán a la primera zona de acción.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.