Cómo cuidar los equipos ante la alta temperatura

Debe evitarse el sol sobre PC y celulares
Ariel Torres
(0)
28 de diciembre de 2010  

No es improbable que el lector esté, en estos días, sufriendo el bochornoso estío de rigor. Algo es seguro: lo mismo le ocurre a su computadora, netbook, celular, smartphone, tablet y casi cualquier otro dispositivo electrónico que pueda pensarse, incluida la consola de videojuegos. ¿Hay que preocuparse? Ocuparse, como se explica a continuación, es mucho mejor.

En tiempos de movilidad y redes inalámbricas, las primeras víctimas del verano son los equipos portátiles. Notaremos que, al revés de lo que ocurría hace dos o tres meses, ahora estos pequeños aparatos parecen estar algo más calientes de lo normal todo el tiempo, aun cuando no los estemos usando.

¿Hay algo funcionando mal? No, lo que ocurre es que tienen muchas cosas encendidas de forma predeterminada. Si tenemos activado el GPS y Wi-Fi en un smartphone y estamos en un entorno caluroso, el resultado será un aumento notable de la temperatura del equipo. Deberían estar preparados para soportarlo, ¿no? Sí, hasta cierto punto lo están, pero no ocurre lo mismo con las baterías.

En el manual del usuario, el lector encontrará los límites entre los que es seguro operar sus equipos (entre 0 y 35 grados, en general), pero las baterías de iones de litio tienen un enemigo natural: el calor. Es posible que el smartphone o la tablet continúen funcionando en condiciones extremas, pero el exceso de temperatura dañará las baterías en silencio y sin remedio, reducirán su autonomía.

Solución: en el smartphone y la tablet, desactivar funciones para reducir el calor producido por el dispositivo. Candidatos son Wi-Fi y GPS. Si esto no resulta y el dispositivo sigue caliente, no es mala idea apagarlo y volver a encenderlo más tarde, cuando las condiciones ambientales hayan mejorado.

No usar durante la carga

Con las notebooks y netbooks, la estrategia de apagar el Wi-Fi no ayudará mucho, pero sí hace falta tomar un recaudo que, si es importante el resto del año, lo es doblemente cuando el verano aprieta los dientes. No debe cargarse una computadora portátil al mismo tiempo que se la usa. Aunque es un hábito muy común, es también el principal motivo por el que luego de unos pocos meses las baterías han perdido autonomía.

El sol directo dentro de un auto es letal para cualquier cosa hecha de plástico, más aún si contiene circuitos. Sí: es una razón para volver sobre nuestros pasos y rescatar ese teléfono que olvidamos en el vehículo.

Las PC de escritorio, si son de buena calidad, suelen soportar bien los ambientes calurosos. Pero si la forma en que el gabinete disipa el calor no es óptima, la máquina optará por apagarse sin aviso. Hay que estar atento a este síntoma. ¿Conviene evitar los juegos de video y otros procesos intensivos? No es una mala idea. A fin de cuentas, si abusar del sol envejece la piel, el exceso de temperatura acorta la vida útil de los circuitos electrónicos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.