Cómo evitar problemas para tener reales en Brasil estas vacaciones

Crédito: www.lugaresdeviaje.com
Una guía para tener efectivo en las próximas vacaciones de la manera más económica posible
Sir Chandler
(0)
27 de noviembre de 2015  • 00:48

Muchos argentinos van a Brasil todos los años, pero en este verano el flujo de gente se verá incrementado por los precios convenientes de hospedaje y alimentación que tiene, a causa de la devaluación gradual del real con respecto al dólar de los últimos meses que lo transforma en uno de los elegidos de este verano.

La ventaja de Brasil es que está muy bancarizado y, en general, en todos lados aceptan tarjetas de crédito y de débito; incluso los vendedores ambulantes que están en la playa, por lo que no hace falta mucho efectivo para moverse. Pero siempre es necesario algo para compras chicas, o incluso para pagar alquileres si es que no se usó algún sistema de pago online con tarjeta de crédito.

El real y el dólar turista

Desde la implementación del cepo cambiario, la única forma legal de conseguir moneda extranjera para el turismo es pedirle a la AFIP las divisas . Al ser un país limítrofe el organismo del estado sólo autoriza moneda local, en este caso reales.

Si el trámite en la web de la AFIP da un resultado positivo el organismo autoriza una cierta cantidad de pesos a cambiar por esos reales. Con ese pedido se va a una casa de cambio o banco, se le agrega el 35% al valor autorizado (por el pago a cuenta del impuesto a la ganancias; acá te contamos cómo recuperar ese dinero si no pagás el impuesto) y se obtienen los reales a un valor oficial con la diferencia de compra/venta que pone la casa de cambio o el banco

¿Pero es esto lo más conveniente? No. En la ciudad de Buenos Aires quizás sea fácil conseguir una casa de cambios con reales, como así también hay existencia del billete en las casas centrales de los bancos. Pero en el resto del país se complica encontrar reales. Además, la diferencia de precio entre entre la cotización para la compra y para la venta es mucho más amplia que la del dólar y se termina perdiendo un poco.

El secreto está en el ahorro

Lo recomendable para tener reales es pedir dólares para ahorro y dejarlos en una cuenta de dólares de libre disponibilidad. En la compra de esos dólares se cobra un impuesto del 20%, pero uno puede disponer de ellos con total comodidad porque es para libre destino. Este trámite se hace primero en el sitio de la AFIP. Si uno tiene la autorización puede entrar al home banking de muchos bancos privados y hacer el pedido de dólares de manera online, sin la necesidad de ir a una sucursal. Esta compra de dólares se debita de la caja de ahorro en pesos o de la cuenta corriente, luego de poner el código de la autorización que dio la AFIP.

De inmediato se obtienen los dólares, que se acreditan en la caja de ahorro de esa moneda: tiene que estar previamente abierta. Al llegar a Brasil se puede ir a cualquier cajero automático, se ingresa la tarjeta de débito y se piden los reales necesarios, que se debitarán de esa caja de ahorro en dólares en el momento.

¿Esto tiene un costo? Sí: el banco argentino cobrará un importe de entre 3 a 5 dólares por la extracción. Este costo se puede ver previamente en la tabla de comisiones que tienen los bancos en sus sitios Web. También hay bancos que en sus paquetes premium incluyen algunas extracciones sin cargo en el exterior, por lo que en ese caso no tendría ningún costo. Lo importante es verificar primero con el banco cuál es ese costo. Algunos cajeros también cobran un adicional por la operación, pero eso depende de cada uno (y del país). Lo informan al momento de la operación, antes de hacer la extracción.

¿Cuál es la ventaja de esto? El tipo de cambio que se consigue es más conveniente que el de las casas de cambio argentinas y brasileñas, con un valor intermedio, por lo que incluso si hay un pago por la extracción sigue siendo más barato que haber comprado los reales en la Argentina. Además, uno tiene los dólares asegurados y extrae en reales sólo lo necesario.

¿Hay límites de extracción? En principio el límite es el disponible que uno tenga en la caja de ahorro en dólares, pero luego está el límite del cajero en sí, por lo que es recomendable hacer la prueba en horario bancario y en cajeros que estén dentro de una sucursal del bancos, que pueden tener un límite mayor que los cajeros sueltos por alguna ciudad.

Dólares con la tarjeta de crédito

Crédito: Pixabay

No hay que confundir este método con la opción de extracción que tienen las tarjetas de crédito donde se puede extraer moneda local en todo el mundo hasta 800 dólares por resumen, pero por disposición de las tarjetas en los países limítrofes sólo se puede hasta 50 dólares por resumen, lo cual es muy poco. Por lo que no es conveniente este sistema de crédito, que nada tiene que ver con la extracción con débito de la caja de ahorro en dólares.

Manejarse de esta manera con el dólar ahorro es más económico, ya que se paga un adicional del 20% de impuesto en vez del 35%, pero también es más seguro al no tener que moverse con billetes encima. Además uno puede usar lo que fue pedido en meses anteriores y no tiene la necesidad de esperar a los siete días previos al viaje, que es el plazo pedido para comprar el dólar para turismo.

Incluso si uno tiene dólares fuera del banco, depositarlos y luego extraerlos en reales en Brasil no lleva ninguna clase de percepción. Llevar dólares a Brasil sería un error porque habría que venderlos, y exponerse a los costos indirectos de los precios de compra/venta, que suelen ser algo distantes de los que ponen las tarjetas de crédito.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.