"¿Cómo no fueron capaces de buscar bien en esta zona?"

Lo dijo un bombero ya que ese tramo de ruta es peligroso y allí hubo varios accidentes mortales
(0)
9 de diciembre de 2009  

GAHAN, Salto.- Resignado, con bronca, el bombero exclamó: "¿Cómo no fueron capaces de buscar bien en esta zona, si es la parte más peligrosa de la ruta?".

Se refería así al sector de la ruta provincial 31 donde fueron hallados los cuerpos de los cuatro integrantes de la familia Pomar. El servidor público integró el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Salto y ayer estuvo en el lugar del trágico hallazgo.

Aquel bombero recordó que el 2 de agosto pasado hubo allí un accidente en el que murieron tres personas. La información fue confirmada por el jefe del cuartel local, comandante Osvaldo Lori.

"Fue un choque frontal entre un Volkswagen Gol gris, que se dirigía en dirección a Salto-Gahan, y una moto Gilera roja que circulaba en sentido contrario con tres personas a bordo, una de ellas, una joven menor de edad", dijo Lori. Como consecuencia del accidente, murieron las tres personas que circulaban en la moto.

La curva donde se presume que se despistaron los Pomar es conocida con el nombre de Plazibat, ya que frente a ella se encuentran los galpones y los silos de un campo que tiene ese nombre. Está situada a nueve kilómetros de Salto.

Un hombre que trabaja en los silos contó a LA NACION que tres días atrás detuvo la marcha de su automóvil a la misma altura de la ruta donde fueron hallados los Pomar. "Como pinché una goma, estuve un rato cambiándola y no noté nada extraño. No vi el automóvil y tampoco sentí olores nauseabundos", recordó este empleado, llamado Santiago. De alguna manera, con su relato pareció abonar la idea de que los cadáveres y el auto no siempre estuvieron allí.

El dueño del campo situado a metros de donde quedaron el vehículo y los Pomar también dijo que no había observado nada raro. "Estuve hoy a la mañana [por ayer] en el lugar y no vi nada", explicó.

Sin señalización

A pesar de que fue repavimentada cuatro veces, la ruta provincial 31 está destruida. LA NACION comprobó, en su paso por el lugar, que no hay señalización ni iluminación.

Productores de la zona denunciaron que durante la última campaña electoral el gobernador Daniel Scioli habría entregado al municipio de Salto fondos para mejorar el camino.

El 4 de agosto pasado, Gastón Manes, un vecino de Salto, le envió una carta al administrador general de la Dirección de Vialidad bonaerense, Arcángel Curto, y al gobernador Scioli, en la que hablaba del estado de abandono de rutas provinciales, entre las que figuraba la ruta 31.

"El estado de abandono ha causado numerosos accidentes viales, muchos de ellos fatales. A usted no se le debe escapar que un gran porcentaje de éstos, y las muertes que traen aparejadas, son causados por la impresentable señalización que evidencian las rutas", expuso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.