Cómo se llegó al detenido por el secuestro de Macri

Ayer se le impuso prisión preventiva
(0)
27 de mayo de 2003  

Martín Ricardo Zidar perdió por usar su celular. Con astucia y tecnología, los investigadores de la Policía Federal y los espías de la SIDE llegaron a ubicar al único detenido por el secuestro extorsivo de Florencia Macri, cuya prisión preventiva y embargo por 2.400.000 pesos dictó ayer la jueza federal María Servini de Cubría.

En su resolución, la magistrada además destacó que la policía bonaerense estuvo a punto de frustrar la detención de Zidar, cuando rodeó con tres patrulleros a los efectivos de la Policía Federal y de la SIDE que vigilaban su casa en Morón para detenerlo.

Por eso, Servini de Cubría envió un oficio a la Secretaría de Seguridad donde le encomienda que coordine el trabajo interpolicial para evitar confusiones como ésta, cuando los efectivos federales fueron palpados y casi detenidos, al ser confundidos con delincuentes.

En su fallo, en el que dicta la prisión preventiva a Zidar, la jueza revela aspectos desconocidos del cautiverio de Florencia Macri, secuestrada el 29 de abril último cuando salía de la Universidad del Cine, en el pasaje Giuffra y Balcarce, en San Telmo.

La magistrada reveló que la joven le dijo que durante parte de su cautiverio fue dopada y apuntó que la propia muchacha y su padre, Franco Macri, que comandó las negociaciones, reconocieron por su voz a Zidar tanto como el que llamó pidiendo rescate como quien estaba encargado de alimentarla y vigilarla.

Al relatar las pruebas contra Zidar, la jueza reveló cómo trabajaron las fuerzas del Departamento de Delitos Complejos de la Policía Federal a cargo del comisario inspector Carlos Sablich, con la SIDE. Reveló que los secuestradores negociaron el rescate siempre utilizando el teléfono celular de Florencia Macri. Así, guiaron a Franco Macri hasta el baño de un local nocturno en Márquez y Panamericana, donde dejaron una carta como prueba de vida. Luego, lo guiaron mediante postas a hacer un pago, que resultó frustrado. En el pago efectivo, de 755.000 dólares, según la jueza, el acusado cambió de teléfono para indicar el lugar donde depositar el dinero. Usó su propio aparato, no registrado.

La banda cobró y Florencia Macri fue liberada el 5 del actual. Pero el teléfono del secuestrador, ya intervenido, se activó desde entonces tres veces, con dos mensajes para "Martín" y uno para el "Colo" ¿Cómo saber quién era el buscado? Los investigadores de Delitos Complejos rastrearon los lugares desde donde se hicieron las llamadas: eran tres locutorios. Allí consiguieron copias de los tickets correspondientes a esas comunicaciones y descubrieron que cada vez que discaban el teléfono celular de Martín llamaban a otro móvil a nombre de Ricardo Zidar, que tenía como número de referencia un número fijo a nombre de Olga Pissi.

En el padrón electoral

Revisaron el padrón electoral y descubrieron que ambos eran esposos y que tenían tres hijos. Uno de ellos, de nombre Martín, estaba impedido de votar por tener una condena penal.

Con orden judicial, intervinieron el teléfono de Ricardo Zidar. Hasta que el 15 del actual el hijo llamó a su casa. Habló largamente con su madre sobre un perro de la familia.

Esa comunicación, según detectaron los expertos de la SIDE, se realizó desde un teléfono fijo de un departamento del edificio de monoblocks de Luis María Campos 625/31 de Morón. La jueza, que ya había ordenado la detención de Martín Zidar, libró una orden de allanamiento, pero la policía no podía concretarla sin intervención del juez federal de Morón. Esa noche no se pudo allanar. Sin embargo, sí llegó la policía bonaerense, y con tres patrulleros rodeando los dos autos de la Policía Federal y el de la SIDE casi frustraron el arresto.

Hubo que esperar toda la noche, hasta que el 16 del actual a la mañana Zidar fue detenido al salir de su casa en un remise. Ayer la jueza dispuso su prisión preventiva.

Liberan a un joven raptado en Del Viso

  • LA PLATA.- En Del Viso, partido de Pilar, después de pasar 30 horas cautivo, fue liberado el joven de 19 años que el sábado último fue secuestrado por tres personas. Ocho de los nueve miembros de la banda -seis hombres y dos mujeres- fueron detenidos por la policía tras varios allanamientos realizados en Billinghurst. Los uniformados lograron recuperar los $ 22.000 que la familia había pagado a sus captores. El operativo estuvo a cargo de la Subdelegación de Investigaciones del distrito de Pilar, con el apoyo de la DDI de Lomas de Zamora.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.