Con apoyo internacional, se detectó una red de tráfico de drogas sintéticas