Con la locomotora en llamas, asaltan un tren

Son habitantes de una villa precaria
(0)
10 de mayo de 2003  

CORDOBA.- Habitantes de una villa de emergencia incendiaron una locomotora para obligar a detener un tren, con el evidente propósito de asaltar a los pasajeros, pero sus intenciones fueron frustradas por la rápida intervención de efectivos policiales, según informó la fuerza de seguridad.

El hecho ocurrió a media mañana de ayer en el trazado del ex ferrocarril Mitre que une esta capital con la ciudad de Villa María, a la altura del cruce con la avenida Sabattini (ruta nacional 9) y frente al hipermercado Libertad.

En ese tramo el tren pasa por debajo del puente vial, circunstancia que los inadaptados aprovecharon para encender neumáticos sobre el ramal sin que fueran vistos por automovilistas ni por transeúntes.

Cuando el tren procedente de Villa María llegó al sector el maquinista se vio obligado a detener la marcha ante la obstrucción de las vías. De inmediato, los autores de la maniobra arrojaron gomas encendidas sobre la locomotora, que comenzó a prenderse fuego. Alguien alertó a los bomberos y a los pocos minutos concurrió una dotación del cuartel existente en las proximidades, al igual que varios patrulleros policiales que obligaron a replegarse a los pretendidos salteadores.

Parte de la locomotora resultó parcialmente quemada, pese a la rápida acción de los bomberos, pero ninguno de sus ocupantes resultó afectado. Por fortuna, el fuego no alcanzó los depósitos de combustible de la máquina, lo que podría haber ocasionado situaciones trágicas.

Tanto los pasajeros como el personal de conducción del convoy dijeron que son habituales los ataques que sufren cuando deben atravesar ese sector de la ciudad. Generalmente les arrojan piedras y destruyen los vidrios de las ventanillas, con el consiguiente riesgo para sus ocupantes. Además, obstruyen el paso del convoy con piedras o troncos sobre las vías. Superada la contingencia, y con la custodia policial, el tren pudo seguir a su destino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.