Con la muerte de otro niño ya suman 27 las víctimas