Verano 2013. En pleno recambio, viajó a la costa la mitad de los autos que volvieron