Condenaron a 7 años de prisión al agresor de Roberto Piazza

El Tribunal Oral en lo Criminal 6 lo condenó por "robo y abuso sexual agravado" por el delito que el modisto sufrió el año pasado en un petit hotel de Belgrano; "Hay que seguir laburando para que quede la gente buena y la mala se vaya", declaró el modisto tras mostrarse conforme con la resolución
(0)
27 de mayo de 2010  • 17:14

El acusado del abuso sexual durante un intento de robo cometido contra el diseñador de moda Roberto Piazza en diciembre de 2009 fue condenado hoy a siete años de prisión al cabo de un juicio oral.

En el fallo los jueces Ricardo Rongo, Leonardo De Martini y Manuel Gorostiaga, del Tribunal Oral en lo Criminal 6, sentenciaron a Grasso por "robo agravado en grado de tentativa en concurso real con abuso sexual agravado por sometimiento gravemente ultrajante".

Durante la lectura del veredicto no estuvieron presentes ni el acusado ni el propio Piazza. Sin embargo, tras conocer el fallo el modisto declaró que a partir de la resolución ve "una luz de esperanza para los argentinos".

"Esto recién empieza. Hay que seguir laburando para que quede la gente buena, y la mala se vaya. Que los delincuentes estos vayan todos a la sombra el tiempo que sea", agregó.

Con su dictamen, el tribunal rechazó las nulidades planteadas por la defensa de Grasso e impuso una pena fue un año inferior a lo que había pedido el fiscal Diego Nicholson en su alegato de ayer.

Esta mañana, al hablar por última vez a los jueces antes del veredicto, Grasso insistió en negar los delitos sexuales aunque volvió a reconocer que había ingresado al petit hotel en el que estaba el diseñador con fines de robo. En tanto, los abogados del acusado habían pedido para su defendido el mínimo de la pena por "hurto simple en grado de tentativa" y su inmediata libertad.

Los hechos ocurrieron el 10 de setiembre del año pasado en el petit hotel de cuatro pisos situado en la intersección de Ciudad de La Paz y Quesada, de esta capital, donde se encontraba Piazza.

Grasso fue sorprendido por la policía cuando se aprestaba a huir del lugar con algunos elementos de valor que había recolectado en una sábana utilizada a modo de bolso.

Piazza recuperó esas pertenencias, aunque nunca aparecieron entre 15.000 y 17.000 dólares que tenían en su taller para pagar sueldos de sus empleados al día siguiente.

Sobre el abuso, Piazza había declarado haber sido víctima de "humillaciones" y dijo que desea que Grasso "se muera adentro de la cárcel de la forma más espantosa que pueda haber".

Esta tarde, luego de conocer la resolución de la Justicia, Piazza indicó que con la fundación que preside va a realizar un petitorio formal para que haya penas más duras para los abusadores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.