Confirman procesamientos de ex agentes secretos chilenos

La Cámara Federal dijo que forman una asociación ilícita
(0)
20 de diciembre de 2001  

La Justicia argentina confirmó el procesamiento de cinco acusados por los homicidios del ex jefe del ejército chileno Carlos Prats y de su esposa, Sofía Cuthbert, asesinados mediante un atentado en 1974, en esta ciudad.

En forma coincidente, la Justicia chilena excarceló a dos de los imputados que permanecían detenidos en Santiago, Chile, a pedido de las autoridades de nuestro país.

El fallo de los jueces de la Sala II de la Cámara Federal considera a Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, ex jefe de la policía secreta del régimen de Augusto Pinochet, y a Pedro Espinoza Bravo, como organizadores de una asociación ilícita conformada en el seno del gobierno chileno. También entendió que Raúl Iturriaga Neumann, Jorge Enrique Iturriaga Neumann y José Octavio Zara Holger fueron integrantes de esa asociación.

Justamente, ayer, la Corte de Apelaciones de Santiago dispuso la libertad condicional de los ex brigadieres Espinoza y Raúl Iturriaga, los dos últimos detenidos por el caso a pedido de la jueza federal María Servini de Cubría. La decisión fue tomada por dos votos contra tres, según la información de las agencias internacionales de noticias AP y ANSA.

En tanto, en Buenos Aires, los jueces Martín Irurzún, Eduardo Luraschi y Horacio Cattani reiteraron que según su convicción puede existir una asociación ilícita en el seno del Estado.

Pero a diferencia de lo que había sostenido Servini de Cubría, que asignó a Contreras Sepúlveda y a Espinoza Bravo el papel de jefe de la asociación ilícita, la Cámara Federal los consideró organizadores de esa banda y reservó el rol de jefe "al estamento superior del que provenían las órdenes en última instancia", en tácita alusión al ex dictador Pinochet. Servini de Cubría pretende indagar a Pinochet, cuya extradición ya solicitó.

Pero como la Justicia chilena indicó que estaba protegido por sus fueros de senador vitalicio, la jueza pidió esta semana que se lo libere de esa protección para poder indagarlo y procesarlo al atribuirle ser el máximo ideólogo de los crímenes del ex jefe del ejército chileno y su esposa en 1974, mediante un atentado explosivo ocurrido en el barrio de Palermo.

El fallo de la Cámara Federal de ayer puede alentar una decisión de la corte chilena para hacer lugar al pedido de la jueza Servini de Cubría, según fuentes judiciales.

La Cámara Federal mantuvo además la calificación de asociación ilícita para los imputados a quienes la jueza había considerado integrantes de la banda, a pesar de que la Cámara de Casación sostuvo que esa calificación no es aplicable a la policía secreta de Pinochet, en un reciente fallo en el que redujo la gravedad de los cargos por los que fue condenado a prisión perpetua el ex agente de ese organismo Enrique Lautaro Arancibia Clavel.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.