Conmoción por cuatro ataques brutales en varias provincias