Suscriptor digital

Conmoción por la imagen de un bebe amordazado

Una foto subida a Facebook reveló el aberrante castigo a un niño; cerraron el lugar y se investiga a los responsables
Ana Tronfi
(0)
16 de octubre de 2012  

COMODORO RIVADAVIA.– Una foto que muestra a un bebe de 9 meses amordazado con una cinta de embalar en un jardín maternal desató la polémica en esta ciudad y obligó a la propietaria de la guardería a despedir a tres de las auxiliares docentes que desempeñaban tareas dentro de la institución.

La imagen, captada por la maestra de folklore, colgada en la página de Facebook Denuncia Comodoro por una amiga de la docente, finalizó con una denuncia ante la seccional tercera de policía y una investigación por parte de la Fiscalía, que a última hora de ayer recibió las primeras actuaciones policiales. La guardería fue cerrada ayer y la Justicia ya comenzó a investigar a los responsables del lugar.

El hecho ocurrió en el jardín maternal Hormiguita Viajera, ubicado en el barrio Pueyrredón, un sector de clase media de esta ciudad chubutense de 200.000 habitantes. Allí, una de las maestras sacó la foto del bebe amordazado que, según relató, fue colgada por una amiga en las redes sociales. "Éste es un incidente aislado", se defendió la dueña del jardín, Johana Paz. Y añadió: "La encargada me dijo que fue sólo una vez y que era un chiste. No me parece un chiste para nadie, por eso hice la denuncia en la seccional tercera contra mis tres empleadas, ya que ninguna quiso decirme quién es la responsable. Dejo esto en manos de la Justicia", explicó Paz.

Sin embargo, la polémica que despertó la foto generó ayer acusaciones cruzadas: la maestra de folklore del jardín maternal que sacó la foto del bebe amordazado, Victoria Gauna, confirmó que ya había sido testigo de otras situaciones irregulares en la guardería. "Había visto algunas veces tirarles de los pelos a los chicos, sentarlos y dejarlos horas llorando, eternamente", relató.

Aseguró: "Fui amenazada por la encargada" del jardín maternal cuando ésta se enteró de que la joven se había comunicado con la dueña del establecimiento para comentarle lo que vio. "Me advirtió que tiene amigos que por 300 pesos pueden romper un par de vidrios o hacer lo que ella quiera", contó. "Me asusté porque tengo un bebe de un año y no quiero que le pase nada. Hice mal en no venir a la policía en ese momento", se lamentó.

La maestra contó que el pasado 29 de septiembre "estaba en la clase de la sala; fui a donde van a comer los chicos, porque ya me retiraba del jardín; dejé a los niños sentados a la mesa y vi a este bebe llorando y me acerqué a verlo. Estaba mirando para el patio con su sillita y con una cinta pegada. En el momento se me ocurrió sacarle una fotografía". Luego esa foto provocó el escándalo. "Creo que tendría que haber actuado de otra forma y no reaccioné llamando a la policía en el momento. Lo que hice fue llamar a la dueña. Le mandé un mensaje porque no estaba en Comodoro", expresó. Fue entonces cuando la propietaria del jardín "llamó a la encargada y le pidió que se comunicara conmigo. Lo hablamos personalmente y me dijo que ella estaba desilusionada de mí, que no creía que yo había hecho eso, que tendría que haber hablado con ella, que es mujer de policía y me dijo que así como conoce jueces, parientes, abogados, amigos, también tiene conocidos que por 300 pesos pueden romper un par de vidrios o hacer lo que ella quiera", comentó. "Yo no le había mostrado la fotografía", sino que "hablé del tema del bebe", explicó Gauna, que confirmó que el bebe tenía una cinta de embalaje en la boca. Contó que luego de las amenazas de la encargada "me asusté porque tengo un bebe de un año y no quiero que le pase nada. Hice mal en no venir a la policía en ese momento", se lamentó.

Gauna añadió que ella no publicó la foto en Facebook sino que "fue una persona conocida a la cual le di la fotografía, pero es como si lo hubiera hecho yo. Fue cuando la dueña se enteró de todo".

El esposo de la propietaria del jardín, Jorge González, confirmó el hecho denunciado durante el fin de semana y manifestó que "hay sospechas" sobre quién podría ser la responsable del maltrato, pero "no tenemos la confirmación".

González admitió que "somos los dueños y los responsables de lo que pase dentro del local. Nunca nos sacamos la responsabilidad de encima". Además expresó que "si me hubiese enterado antes [de que ocurrían este tipo de cosas dentro de la institución] hubiésemos actuado. Por ahí, la noticia no hubiera sido tan fuerte".

Según relató un padre a LA NACION, en esta guardería paga una cuota de 1300 pesos mensuales por dejar a su hijo de 13.30 a 18.30. El jardín está montado en una casa refaccionada donde concurren unos 40 niños de entre 45 días a 4 años.

Muriel, madre de uno de los chicos que asistían a la guardería, relató que se suponía que el lugar estaba habilitado. "No podemos creer lo que pasó", dijo. Y agregó que surgieron ahora otros casos de maltrato. "Yo no había escuchado nada", dijo la madre, en medio de una gran conmoción.

Los papás hicieron ayer una convocatoria para manifestarse hoy frente al edificio del jardín.

Violencia sin fronteras

Muchos episodios del mundo se ven en Internet

  • En Chile

    Gritos y maltratos


    En la guardería El Amanecer, de la localidad de Quilicura, las docentes fueron acusadas de maltrato a los 14 menores de entre 3 meses y 2 años que atendían a la hora de almorzar
  • En México

    Sin control


    Un bebe de 9 meses con síndrome de Down fue atacado en una guardería de Puerto Vallarta. Sólo había personal de limpieza que atendía a los pequeños. Los padres del niño golpeado denunciaron que no había ni directivos ni docentes
  • En Venezuela

    Un bebe muerto

    Un bebe de seis meses y medio murió en una guardería de Santa Teresa, en Caracas, por maltrato en el horario del almuerzo, según denunciaron sus padres
  • En Uruguay

    Boca tapada


    En una guardería de Montevideo, una docente le tapó la boca con papel a un niño pequeño para evitar que siguiera llorando porque no quería comer, mientras otro pequeño lloraba y era amenazado para que se calmara
  • DEL EDITOR: por qué es importante. Es un caso aislado, pero la crueldad y la desatención del prójimo puede ocurrir en el lugar más impensado como un jardín de infantes.

    Por: Ana Tronfi
    ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?