En la frontera norte. Los militares lucharán contra el narcotráfico