Controversia estudiantil por la elección en la FUBA

La izquierda, derrotada en los comicios, no quiere reconocer a las nuevas autoridades
(0)
25 de junio de 2018  

La elección de autoridades para renovar la conducción de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), realizada anteayer y tras cinco años sin ser convocada, dejó como saldo un nuevo frente multipartidario a cargo de la organización. Pero la asamblea fue rechazada por los sectores de izquierda que tenían la representatividad hasta el momento.

Desde las agrupaciones La Mella y Partido Obrero denuncian fraude en la votación y desconocen el resultado del sufragio. "Estamos preparando medidas legales y además notificaremos a las autoridades de la Universidad de Buenos Aires para que no reconozcan la elección", dijo Julián Liparelli, de La Mella, a LA NACION. Las medidas se concretarían durante esta semana.

Transcurrieron cinco años hasta que, finalmente, la mayoría de los 13 delegados de la Junta Representativa de la FUBA, integrada por un representante de los centros de estudiantes de cada facultad, convocó a un congreso para renovar autoridades en esa federación, jornada que se realizó en la sede de la Facultad de Odontología.

Estaban en condiciones de sufragar 130 delegados y, para ello, la convocatoria debía contar con la presencia de más de la mitad de los votantes. La agrupación Nueva FUBA por la Educación Pública, que finalmente se proclamó ganadora, con 66 votos a favor y una abstención, afirmó que hubo quorum durante la asamblea.

Así, este frente, conformado por organizaciones independientes, peronistas, radicales y socialistas logró quitarles la presidencia de la FUBA a los dirigentes que responden al Partido Obrero (PO) y otras organizaciones de izquierda. Francisco Strambini, del Movimiento Linealmente Independiente (Ingeniería), se consagró presidente y estará acompañado por Ayelén Petracca (UES-Peronismo) como vicepresidente.

Pero los sectores que venían conduciendo la federación denunciaron que hubo "una maniobra fraudulenta" para llamar al Congreso y que no se cumplieron los plazos para su convocatoria. Denunciaron públicamente que hubo dos personas que participaron de la votación "usurpando" el lugar de dos delegados que corresponden a la agrupación La Mariátegui (Federico Amoretti), de Filosofía y Letras, y Alternativa Estudiantil (Luz Assman), de Económicas.

"Ambos delegados rechazan apoyar ese congreso ilegítimo y así lo pusieron por escrito frente a un escribano público. Fueron parte de los 65 de los 130 delegados que firmaron un acta certificada por un escribano", se indicó a través de un comunicado. También cuestionaron que se convocara la asamblea cinco días antes. Los referentes analizan movilizarse al rectorado de la UBA, en Viamonte y Reconquista.

La respuesta de la lista que se proclamó ganadora y nueva autoridad de la FUBA no tardó en llegar. "La Inspección General de Justicia estuvo a cargo de la fiscalización de la votación", explicaron las fuentes de la agrupación a LA NACION, y aseguraron que se realizaron todos los pasos correspondientes.

Agregaron, respecto de los lugares de los delegados en cuestión: "El representante de La Mariátegui no acreditó al Congreso, pero sí lo hizo Santiago Chame, de la agrupación Épica. El Movimiento Independiente que los postula no lo hace nominalmente, sino como pares que comparten una copresidencia, por lo que cumplió con los requisitos para acreditarse".

"En el caso de Alternativa Estudiantil -se explayó la lista ganadora en un comunicado-, Assman tampoco acreditó, pero sí lo hizo Melina Reta, que era la inmediata posterior".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.