Corach minimizó la marcha de inmigrantes